El PP pide una comisión de investigación para saber cómo actuó Carretero en la concesión de licencias a Binifadet y Orfila

Una vez concluidos varios contenciosos y habiéndolo anunciado en el último pleno municipal, el Partido Popular pedirá al Ayuntamiento de Sant Lluís que abra una comisión de investigación para esclarecer cuál fue el procedimiento que siguió el consistorio a la hora de conceder licencias urbanísticas durante la etapa en la que Llorenç Carretero fue alcalde de Sant Lluís y que ha supuesto indemnizaciones millonarias para el municipio. Concretamente, pedirá que se investigue el procedimiento seguido con Binifadet y Orfila S.L.

 

En el caso de Binifadet, tal y como han publicado los medios de comunicación, dado que el Grupo Popular no ha recibido copia de la sentencia, el Ayuntamiento de Sant Lluís intuye que ya no se tiene margen para evitar la indemnización que deberá pagar por la demolición de una vivienda, después de que en fecha 3 de junio de 2004, el Ayuntamiento de Sant Lluís concediera una licencia, que sería anulada por no ajustarse a la legalidad urbanística.

 

El Partido Popular recuerda que el Plan Territorial Insular de Menorca se aprobó en 2003, por PSOE y PSM, por lo que Llorenç Carretero, alcalde de Sant Lluís y secretario general del PSOE Sant Lluís en aquel entonces, conocía perfectamente los cambios urbanísticos que se habían introducido, y los efectos que estos cambios podían suponer en la concesión de licencias. En ese sentido, “no podemos entender por qué el sr. Carretero otorgó una licencia para una vivienda en rústico, cuando las normas de ordenación territorial de Menorca habían cambiado”, ha dicho Cristóbal Coll, portavoz del Grupo Popular de Sant Lluís.

 

El Partido Popular exige al equipo de gobierno y al ahora concejal del PI, Llorenç Carretero, una explicación sobre esta última sentencia que pesa ahora sobre el municipio, y espera que se depuren responsabilidades políticas, que cualquier persona con un mínimo de dignidad habría asumido hace ya tiempo, pero visto que no ha habido ninguna reacción, entendemos que Volem Sant Lluís predicará con el ejemplo y actuará según sus supuestos principios democráticos.

 

“No podemos entender cómo es posible que la persona que ha provocado el mayor daño económico a las arcas municipales siga asumiendo responsabilidades de gobierno y nadie diga nada, ¿cómo es posible que Volem Sant LLuís mantenga en el poder a una persona que ha llevado a Sant Lluís a la ruina, y en cambio hace unos meses la alcaldesa Montse Morlá hiciera dimitir a una concejal de Volem por un error de trascripción en el programa de fiestas?”.

 

“Una vez más, los grupos que hoy forman gobierno en Sant Lluís, demuestran que su único interés es mantener la silla, Volem se rige única y exclusivamente por los intereses personales de sus miembros y el PSOE sigue permitiendo al que fuera alcalde de su partido que haga y deshaga en Sant Lluís a su antojo y así nos va, es un alto precio el que tenemos que pagar todos los santlluisers por mantener el pacto de gobierno”, lamenta Cristóbal Coll.

 

En el caso de Orfila, el Partido Popular recuerda que existe una sentencia en firme que obliga al Ayuntamiento de Sant LLuís a pagar 780.300 euros anuales durante 15 años, alrededor de 12 millones de euros que, para un municipio que cuenta con un presupuesto anual de unos 13 millones de euros, supone la quiebra. Es más, el propio Carretero, reconoció el error y aseguró que adoptaría medidas cuando la sentencia fuera firme, ahora es firme y seguimos sin noticias de la responsabilidad que va a adoptar.

 

Además, recuerda que existen otros dos procedimientos judiciales como es el del geriátrico municipal y el hotel Xaloc, pendientes de sentencia en firme, que también supondrán indemnizaciones para el Ayuntamiento de Sant Lluís.

 

No Comments

Post A Comment

X