El PP pide más profesionales de atención primaria en vez de desmantelar las urgencias del Mateu Orfila

La portavoz del Grupo Popular en el Consell Insular de Menorca, Salomé Cabrera, ha acusado hoy al Govern de marginar a Menorca en cada decisión que toma, la última en materia de sanidad tras conocer que pretenden desmantelar el servicio de urgencias del Hospital Mateu Orfila, y siempre con el beneplácito de la presidenta del Consell Insular de Menorca, Maite Salord, quien ha optado por el silencio.

 

En las últimas dos semanas, los médicos menorquines han denunciado el colapso de la atención primaria por falta de personal, tras ampliar el horario a las tardes, así como el recorte de facultativos del Servicio de Urgencias del Hospital Mateu Orfila que quiere llevar a cabo el Gerente del Área de Salud de Menorca para poder cubrir la atención primaria.

 

El Grupo Popular pide que se mantenga la plantilla del Hospital Mateu Orfila y se amplíe el servicio de atención primaria con más profesionales, dado que si se amplía el horario de los centros de salud, lo lógico es que se amplíe la plantilla de profesionales, no recortar otros servicios, si es que el objetivo es el de dar el mejor servicio a los ciudadanos. Además, en un momento en el que el Govern cuenta con mayor presupuesto, lo obvio es que se destine a reforzar los servicios básicos de todas las islas, y más teniendo en cuenta las críticas y reivindicaciones que se han escuchado de todos los partidos que ahora gobiernan.

 

Los facultativos han denunciado también el agravio comparativo que sufren los profesionales menorquines respecto del resto de islas, dado que el Govern pretende recortar más plazas en Menorca cuando el Hospital Mateu Orfila cuenta con la mitad de plantilla que en los hospitales de tamaño y número de camas similar, como es el caso del Hospital de Manacor o Inca, y en el caso de Menorca, los ciudadanos solo disponen de un único hospital público.

 

La portavoz del Grupo Popular pide a Maite Salord que cumpla con sus compromisos y exija al Govern el mismo trato para todas las islas, y que cubra las plazas de los centros de salud con nuevos profesionales y no desmantelando el servicio de urgencias del Hospital Mateu Orfila.

 

“Es sorprendente la hipocresía del equipo de gobierno del Consell Insular de Menorca y, más concretamente de su máxima responsable, quien estuvo durante 4 años criticando las decisiones del Govern de Bauzá, y ahora está totalmente desaparecida, ni una sola explicación sobre el decreto urbanístico del Govern, ni una sola explicación sobre los recortes en urgencias, ahora Maite Salord solo habla de su libro”, ha dicho Cabrera.

 

 

 

X