El PP defiende la postura reivindicativa del Govern ante Madrid para conseguir un modelo de financiación más justo con Balears

El portavoz del Grupo Popular en la Comisión de Hacienda y Presupuestos, Antoni Camps, ha vuelto hoy a defender la postura reivindicativa del Govern ante el actual modelo de financiación autonómico, durante el debate de una moción, presentada por el PSOE, en el pleno del Parlament.  

 

Antoni Camps ha recordado que el PP, desde el inicio de legislatura, ha reivindicado la necesidad de una reforma del modelo de financiación autonómico, fruto de la ley de 2009. Un modelo que significó un paso hacia delante respecto del modelo del año 2001, pero que sigue teniendo muchos defectos y desequilibrios que hacen que sea totalmente injusto para Balears y que además, supuso una perdida en la autonomía financiera y es que se pasó de un ratio de autonomía financiera del 33% en 2001, al 20% actual.

 

Antoni Camps ha asegurado que desde el Govern se sigue insistiendo en la necesidad de que esa reforma se haga lo antes posible. Ha recordado a la oposición que “volver a presentar propuestas imposibles de asumir, no es más que un brindis al sol, porque si lo que proponen lo hubieran acordado con las comunidades de Andalucía o Asturias, gobernadas por socialistas, entonces sería distinto, pero llegar al Parlament con una moción que saben perfectamente que ni los suyos ni el resto de España la apoyarían, no tiene sentido, por lo tanto se trata de propuestas vacías de contenido y sin ningún recorrido”.

 

El diputado menorquín ha destacado que, entre otras cuestiones, el Govern ha estado centrado en evitar la devolución del dinero de las inversiones estatutarias que el PSOE-PSM destinó a gasto corriente, ha estado centrado en mantener los servicios sanitarios, educativos y sociales, y ha estado centrado en evitar la quiebra de la comunidad.

 

Ha reiterado que Baleares tiene un déficit de inversión pública que no es nuevo de ahora, es más, nunca en la historia las inversiones en Baleares han estado en la media del resto de comunidades, ni siquiera cuando llegaban los fondos estatutarios. De hecho, cuando más próxima ha estado Baleares de la media de inversión a nivel de España ha sido en los ejercicios de 2013 y 2014 con una media de 74,82 y 74,51 euros por habitante por debajo de la media estatal. En cambio, durando los años que más dinero llegó en inversiones estatutarias, años 2009 y 2010, no situamos en los 79,47 y 88,37 euros por habitante por debajo de la media estatal.

 

En el año 2009 llegaron 206 millones de euros en inversiones estatutarias y en 2010, 92 millones. Esa es la única cantidad que ha llegado a Baleares por este concepto, y de esos casi 300 millones, 157 se desviaron a gasto corriente. 157 millones que tenían que ir destinados a proyectos de inversión en todas las islas, no se pudieron llevar a cabo porque el Govern del Pacte destinó el dinero a pagar nóminas y a pagar a los bancos. Ahora el Govern actual ha tenido que hacer un gran esfuerzo para renegociar los proyectos y poder prorrogarlos y evitar así, tener que devolver el dinero.

 

El Grupo Parlamentario Popular ha votado en contra de la moción porque las propuestas presentadas no aportan nada nuevo al debate, no intentan solucionar nada y algunas están hechas desde el desconocimiento más absoluto de la realidad.

 

X