El PP de Es Mercadal denuncia el descontrol en el estacionamiento de autocaravanas del municipio

La zona de servicio habilitada en los antiguos cuarteles ha funcionado todo el verano sin ningún registro de usuarios y sin el pertinente cobro de la tasa de ocupación establecido en 8 euros/día

El portavoz del Grupo Popular, Cristòbal Pons, entiende que el Ayuntamiento ha actuado con negligencia y temeridad en el contexto de una pandemia en la que hay que adoptar precauciones y minimizar los riesgos ante posibles contagios.

El PP pedirá al alcalde que estudie implantar máquinas de cobro automático pero exigirá que el Ayuntamiento mantenga un sistema de control efectivo durante las próximas temporadas.

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Es Mercadal hace denuncia pública sobre las condiciones en las que ha funcionado el estacionamiento de autocaravanas habilitado desde hace dos temporadas en los antiguos cuarteles del municipio.

Sin control y sin percepción de la tasa establecida por las ordenanzas municipales. Se resumen así las circunstancias de anarquía y libre albedrío con las que ha funcionado este servicio durante el verano y aun antes.

El Grupo Popular lamentar y denuncia el incumplimiento en la aplicación de las ordenanzas en que ha incurrido el Ayuntamiento desde la declaración del estado de alarma. Pero sobre todo y ligado a ello, a falta de aplicar y cobrar la tasa a los usuarios, la queja apunta más bien al descontrol que se ha dado en este emplazamiento.

El Ayuntamiento ha relajado el cobro de una tasa establecida en 8 euros por día, que da derecho a usar las duchas, vaciar los tanques de aguas sucias o grises, la recarga de agua o de baterías, el estacionamiento durante un máximo de tres días con posibilidad de pernocta.

Las razones de esta relajación se explicarían en la negativa de la Policía Municipal a gestionar el cobro de la tasa, manejar dinero en efectivo y tener que devolver cambio. La consecuencia de esta objeción –que se explica en razón de riesgos sanitarios—se salda paradójicamente en un peligroso descontrol respecto a las personas que han frecuentado este espacio, la duración de las estancias y en la anulación de las posibilidades reales de rastreo en caso de que se hubiera producido algún contagio entre los usuarios.

El Grupo Popular quiere llamar la atención sobre lo que considera una negligencia con riesgo, la imagen negativa de un municipio que se desentiende de los servicios que da en unas condiciones de riesgo probable, como están demostrando los rebrotes de covid en esta segunda oleada de contagios.

El portavoz popular en el Ayuntamiento, Cristóbal Pons, quiere pedir explicaciones al alcalde, depurar responsabilidades por haber permitido una situación inconveniente y obtener el compromiso de que el servicio de autocaravaning no volverá a ofrecerse en las condiciones en que ha funcionado este año.

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Es Mercadalemplazará al equipo de gobierno a estudiar la posibilidad de aplicar un cobro automático mediante un sistema similar a las máquinas de parquímetro. En todo caso, solicitarán al alcalde que  garantice un registro de usuarios, con control de pernoctas para minimizar riesgos y velar por que no se desvirtúe un servicio que es pionero y que se presta en unas condiciones muy ventajosas.  

Aviso de inicio de obras

El Grupo Popular, por otra parte, se hace eco de las quejas de los vecinos de la calle Verge del Toro que esta semana han visto como comenzaban obras de adecuación de la calzada y se retiraban los coches aparcados y se bloqueaba el acceso a cocheras sin haber recibido antes ningún tipo de comunicación por parte del Ayuntamiento. Los populares critican la dejadez y el menosprecio hacia los vecinos del responsable de esta actuación en obras públicas y solicitan que no vuelvan a producirse estas situaciones incómodas para todos.  

X