El Grupo Popular pide al Consell que realice una auditoría de las depuradoras como cautela antes de asumir las competencias de recursos hídricos

5 marzo 2020

 

Los populares consideran imprescindible disponer de un estudio económico-técnico independiente sobre el estado de las estaciones depuradoras, como paso previo e indispensable para cuantificar la dotación de la transferencia y decidir si se acepta o no.

  El conseller Adolfo Vilafranca defenderá esta propuesta ante el pleno.

 

El Grupo Popular cree prudente y conveniente que el Consell de Menorca encargue una auditoría técnica para conocer el estado en que se hallan las plantas depuradoras de la isla. El objetivo de esta iniciativa es que la institución disponga de suficientes elementos de juicio y criterio técnico antes de valorar la viabilidad real de asumir la transferencia de las competencias de Recurso Hídricos y Obras Hidráulicas.

La reivindicación de esta competencia forma parte de los acuerdos de gobierno adoptados por los grupos de izquierda de manera que la transferencia debería producirse dentro de la presente legislatura.

El equipo de gobierno del Consell acordó en el último pleno, celebrado en febrero, solicitar al Govern balear que presente un informe y una valoración sobre esta competencia. El Grupo Popular, no obstante, considera imprescindible poder disponer de un estudio técnico independiente para poder contrastar las conclusiones respecto del que emita el propio Govern a través de sus servicios o empresas públicas.

La propuesta que defenderá el conseller Adolfo Vilafranca brinda un mecanismo de cautela antes de que la institución insular pudiera llegar a asumir una competencia mal dotada económicamente o unas estructuras con deficiencias o riesgos ocultos que a corto y medio plazo puedan representar una exigencia de inversión y con ello un perjuicio para la economía y la gestión de los intereses de Menorca.

Adolfo Vilafranca considera que el sentido común y la prudencia aconsejan conocer el detalle de todo lo que encierra una competencia amplia, importante y compleja, con unas exigencias de servicios imprescindibles y cotidianos y además bajo la responsabilidad añadida de hacer una gestión sostenible y acorde con los criterios de respeto al Medio Ambiente.

No hay que perder de vista que, entre otros aspectos, la gestión de los recursos hídricos comprende los servicios de suministro de agua, el saneamiento de aguas residuales, el dominio público hidráulico y la ejecución, mantenimiento y reparación de todas las infraestructuras que precisan estos servicios.

Por estos motivos, el Grupo Popular propone complementar con una autoría externa e independiente el informe que remitirá el Govern el próximo año para realizar el contraste de información de cara a poder asumir la competencia desde la convicción y con garantías de poder desarrollarla con eficiencia.

Es oportuno, subraya el conseller, conocer el estado de conservación de las depuradoras, como la parte probablemente más crítica dentro de las infraestructuras hidráulicas que engloba esta competencia. La vida útil, las inversiones necesarias, la eficiencia de funcionamiento, el correcto dimensionamiento o el canon de servicios son aspectos que conviene conocer para poder negociar la competencia de forma correcta y ajustada a la realidad.

La propuesta se verá en el pleno del próximo día 16.

X