El PP exige a Mora que no ceda ni un milímetro y pelee hasta el último céntimo de los anticipos del Govern

El Partido Popular de Menorca exige a la presidenta del Consell Insular de Menorca, la socialista Susana Mora, que “no ceda ni un milímetro y pelee hasta el último céntimo, como si fueran suyos” ante la presidenta del Govern balear, la también socialista Francina Armengol, ante la sorprendente reclamación de 8 millones de euros que cobró la institución entre los años 2008 y 2012 en concepto de anticipo, sistema que funcionó hasta que se aprobó la ley de financiación de los Consells.
En palabras de la consellera del PP en el Consell, Pilar Pons, el PP duda de la capacidad de Susana Mora de hacer valer la voz de los menorquines antes los abusos del Govern a la vista de los resultados tan negativos de las últimas negociaciones en las que ha participado el tripartito formado por Mes, PSOE y Podemos.
En el traspaso de Promoción Turística y en la Ley de Dependencia, la capacidad de defender los intereses de los menorquines ha sido nula. El PP espera que en este litigio los menorquines salgan mejor parados y que Mora defienda “cueste lo que cueste” los intereses de los menorquines.
Una postura pusilánime frente al atropello que pretende perpetrar la socialista Francina Armengol tendría consecuencias nefastas para los intereses de Menorca y de todos los menorquines.
Califica de paso atrás en materia de financiación la devolución de los 8 millones de euros ingresados por el Consell y la negación de otros 8,5 comprometidos en el momento de poner en marcha este sistema.
El Partido Popular evidencia que el sistema ideado por los socialistas Francesc Antich y Marc Pons en el año 2008 se ha demostrado una auténtica chapuza y una demostración más de que los socialistas no saben gobernar ni gestionar y que en lugar de resolver los problemas de los ciudadanos, se dedican a crearlos.
La regularización de los anticipos lleva camino de seguir la misma línea chapucera.
El PP recuerda que la Ley de Financiación de los Consells aprobada en 2014 acabó con este sistema y ha evitado que se haya perpetuado esta situación. Además, recuerda que el Consell ha ido incrementado notablemente sus capacidad financiera, por lo que el beneficio de la Ley no ha sido solo cuantitativo (más dinero) sino cualitativo (mayor seguridad jurídica).

¿Traición o engaño?

El PP considera o bien una traición de Armengol a Mora o bien un engaño de la presidenta del Consell que el día 13 de diciembre de 2017 se anuncie un acuerdo en la conferencia de presidentes para iniciar el procedimiento de liquidación de los anticipos y que días más tarde (22 de diciembre) entre en el Consell la reclamación del reintegro de 8 millones y la pérdida de los derechos de cobro sobre otros 8,5 millones.
El PP critica el oscurantismo que rodea la devolución de los anticipos al Govern y el desdoblamiento de la personalidad de los gobiernos de izquierdas que se lamentan constantemente de las dificultades para mejorar la financiación con el Gobierno de España y en Baleares aplican medidas más duras que ponen en aprietos financieros al Consell.
Los perjuicios para los menorquines serán enormes, ya que el Consell tendrá menor capacidad económica para tratar de mejorar la calidad de vida de los menorquines.
Para el PP llueve sobre mojado porque además de devolver una millonada a Cesgarden, si no se remedia esta situación, también habrá de devolver una millonada al Govern.

X
Send this to a friend