Unidad frente a la corrupción

Hace poco tiempo que he dado un paso importante, he entrado en política de una forma clara y pública, muchos amigos y conocidos me comentan que he escogido el peor momento para entrar en este “merder”, no hace falta que me lo digáis, que ya lo sé -contesto-.

 

Después de dedicar varios años formándome en la universidad, observando desde muy cerca la realidad que nos toca vivir a los jóvenes, uno se vuelve más crítico, pero también tiene más claras sus ideas y convicciones. No negaré que estamos pasando por uno de los peores momentos de la historia democrática de nuestro país, los casos de corrupción son una lacra diaria, agravados por una crisis económica que hace más de 6 años que nos está golpeando fuertemente.

 

Volviendo al tema que nos afecta, no es buen momento para entrar en política, ni es buen momento para ser político, el principal motivo es que la clase política, principalmente a nivel nacional ha generado esta desconfianza y se ha alejado más que nunca del pueblo. La desafección es evidente y clara, una gran losa llamada corrupción es un duro lastre que muchos creen insalvable.

 

Me resisto a creer que está todo perdido, ahora bien, antes que nada hay que aceptar que existe un grave problema de corrupción instalado en la mayoría de partidos políticos, y principalmente en los grandes. Así que el primer paso para solucionar el problema es reconocerlo, y el siguiente actuar, unirnos todos para luchar contra ella, puesto que afecta directamente a toda la sociedad.

 

Por lo tanto, yo como miembro, hago autocrítica, el Partido Popular también tiene este problema, y tenemos que ser duros e implacables contra ella, caiga quién caiga, y sobre todo hacerlo por la mayoría de políticos que son honestos.

 

En segundo lugar, basta de la política del “y tú más”, basta! Podemos dedicarnos todo el día a generar más tensión y crispación, es absolutamente ridículo ver como un partido político le surge un caso de corrupción, y los otros partidos lo aprovechan. Mientras al día siguiente es a la inversa.

 

Que PP y PSOE estén discutiendo constantemente para ver quién tiene mayor número de corruptos es ridículo, solucionémoslo de una vez, unámonos, dejamos de discutir, de esta forma evitaremos que la gente esté cada día más harta de la política. Por eso es necesario e indispensable un gran pacto contra la corrupción, que sea duro, efectivo y genere transparencia. Y me da igual quién caiga. No es un problema de unos u otros, tampoco de territorios, es un virus que se ha extendido a todos los niveles y territorios, por lo tanto se necesita una cura general.

 

En el poco tiempo que llevo, si que hay una cosa que puedo asegurar, aquí en Menorca y estoy seguro que también en otros muchos lugares, existen muchos políticos que dedican todos sus esfuerzos a trabajar para el pueblo. Regidores, Alcaldes, Consejeros, Diputados… que dedican muchas horas a trabajar para que todo funcione, personas normales que tienen su familia, su trabajo particular, y que además dedican mucho tiempo a la política con objetivos honestos, y muchos de ellos sin un sueldo.

 

No estoy hablando solamente de políticos del PP, faltaría más, políticos de todos los colores que destinan su tiempo restándolo a familia y trabajo, por convicciones, ideas, y ganas de sumar para conseguir una sociedad mejor. Este es el gran motivo que me ayuda personalmente a seguir adelante, ver como hay hombres y mujeres que trabajan en equipo para conseguir un pueblo mejor. Por eso nos tenemos que unir todos, principalmente los políticos, para hacer frente a esta enfermedad que está insertada en nuestra sociedad.

 

Cristóbal Marqués

Vicesecretari d’organització PP Menorca

X