Una comisión del Parlament estudiará y definirá las necesidades de Menorca para aumentar plazas sociosanitarias

La diputada del Grupo Parlamentario Popular, Asunción Pons, ha defendido hoy la decisión del Govern, el Consell Insular de Menorca, y el Ayuntamiento de Mahón, de ceder la titularidad del antiguo Hospital Verge del Toro al Gobierno central para que se haga cargo de su mantenimiento, durante el debate de una PNL, presentada por el PSOE, en la que solicitan que se impida la reversión del Hospital a la Tesorería General de la Seguridad Social.

 

La diputada menorquina ha explicado que el antiguo Hospital Verge del Toro de Mahón tenía sentido como Centro Sociosanitario si su adaptación hubiera sido inmediata, tal como advirtieron expertos como el Doctor Quadrado.

 

Un edificio de estas características, construido hace más de 60 años, no reúne las condiciones, y así lo advierten los técnicos, para acoger un centro sociosanitario.

 

Actualmente, estos centros no se sitúan en construcciones de estructura vertical, sino en horizontal y con buena accesibilidad como el Centro Sociosanitario de Santa Rita de Ciutadella. Por lo que, la rehabilitación de este inmueble no está justificada, cuando hay otras opciones y alternativas.

 

El Partido Popular no renuncia a un nuevo equipamiento sociosanitario en Menorca, sino que no invertirá en un edificio que no cumple los requisitos para acogerlo y el Verge del Toro no es la mejor opción.

 

En cambio, apoya el acuerdo aprobado por el pleno del Parlamento del pasado 25 de noviembre, que incorporó una enmienda del presidente del Consell Insular de Menorca, Santiago Tadeo, y acordó instar al Govern a “crear una comisión formada por dos miembros de cada grupo parlamentario y la conselleria de Salut con el objetivo de presentar un plan consensuado de equipamientos sociosanitarios de las Islas Baleares”. Y esto también incluye la definición de las necesidades de Menorca.

 

El Grupo Parlamentario Popular apoya también la propuesta planteada, en nombre del equipo de gobierno de Mahón, por la alcaldesa, Águeda Reynés, en el pleno de día 26 de noviembre pasado: “la venta con el compromiso de reinversión de todo o parte del beneficio; dado que no somos los propietarios pero sí la administración pública más interesada en inversiones en el municipio”.

 

El Grupo Parlamentario Popular ha votado en contra de la proposición pero ha invitado al PSOE, y a los grupos de la oposición, a sumarse al equipo de trabajo que definirá los nuevos usos y criterios del antiguo Hospital Verge del Toro.

 

Evolución de la situación del Hospital Verge del Toro

 

El conseller de Salut del Govern del Pacte, Vicenç Thomàs, afirmó en el pleno de día 30 de noviembre de 2010 que: “si tenemos el Hospital de Menorca en un 70 por ciento de ocupación no necesitamos más camas sociosanitarias”.
”Esta afirmación, que está recogida en el Diario de Sesiones, pone en evidencia todas las contradicciones y las incoherencias del Grupo Socialista en el tema que ahora tratamos”, ha dicho Asunción Pons durante su intervención.

 

El edificio del antiguo Hospital Verge del Toro de Mahón dejó de tener actividad en marzo de 2007, un mes después de la inauguración del nuevo Hospital Mateu Orfila.

 

El anterior Govern del Pacte no llevó a cabo ninguna actuación para impedir su deterioro, ni tampoco ninguna iniciativa seria [es decir, un proyecto definido, cuantificado y con partida presupuestaria] para dar uso sociosanitario.

 

Pero, además de no hacer nada, en el mes de febrero de 2008, un año después de su cierre, el Consell de Menorca, gobernado por PSOE y PSM, y presidido por Joana Barceló, propuso el Verge del Toro como un equipamiento para acoger un Parador Turístico Nacional; incluso, fue visitado por técnicos de la Secretaría de Estado de Turismo.

 

Lógicamente, la ubicación del Parador en el antiguo Hospital fue rechazada tanto por el Ministerio como también por el sector turístico de Menorca.

 

Y en ese mismo mes, febrero de 2008, el conseller Vicenç Thomas, declara textualmente: “si el Verge del Toro debe acoger un centro sociosanitario o no, habrá que discutirlo sin urgencias, con las administraciones implicadas”.

 

Efectivamente, sin urgencias y sin ninguna prisa, porque hasta día 17 de noviembre de 2010, o sea, dos años y medio después, y cuando sólo faltaban seis meses para las elecciones autonómicas, se presenta el Plan de Usos del Hospital Verge del Toro.

 

“Pero la verdad es que ni era un plan, ni definía usos; ni tampoco era un proyecto porque no concretaba nada ni disponía de ninguna previsión en los Presupuestos de la Comunidad Autónoma de 2010 o de 2011. O sea, una promesa electoralista”, ha dicho Asunción Pons, quien ha añadido “eso sí, en la foto para presentar lo que en realidad era un Power Point, o sea, una pura declaración de intenciones, salieron los consellers Vicenç Thomàs y Fina Santiago; Marc Pons, entonces presidente del Consell de Menorca; y Vicenç Tur, que era el alcalde de Mahón”.

 

La diputada menorquina ha recordado que la decepción de todos los menorquines fue mayúscula cuando supimos que sería un “Centro de Día, sin camas, para personas mayores, que atenderá durante las horas diurnas y sin hospitalización; y que las oficinas de la conselleria de Salut ocuparían el 36% del edificio.

 

Pero lo que destapó las auténticas intenciones del anterior Govern fueron las propias declaraciones de Vicenç Thomàs: “no se ha presupuestado esta partida [7,3 millones de euros para la rehabilitación del edificio y 2,4 millones de euros para equipamiento, en total 10 millones de euros], ni se ha fijado una fecha para empezar las obras ni tampoco se ha decidido cuánto dinero aportará cada institución”. “Para el 2011 se ha previsto la convocatoria de un concurso de ideas, y una vez se haya fijado el proyecto definitivo, se buscará la financiación”.

 

“Una vez más vendieron humo y engañaron a los menorquines. No hicieron nada porque no tenían voluntad de hacer nada. El Govern del Pacte no actuó y permitió el deterioro y la degradación de todo el edificio; porque el Plan de Usos presentado a finales de 2010 -como siempre, tarde y mal- sólo pretendía tapar su mala conciencia y justificar la nula gestión del Govern del Pacte; con el agravante de que era un documento que había redactado en mayo de 2009 la consultora Consorcio Hospitalario de Cataluña, y que pagaron dos veces”, ha concluido Asunción Pons.

 

 

X