Trabajo para todos todo el año

El Comité Insular del Partido Popular de Menorca acordó, en la sesión celebrada el viernes en la sede de Ciutadella, que trabajo para todos todo el año sea el eje central del programa electoral con el que el PP pretende recuperar el Consell para los “menorquines sensatos, centrados y moderados”.

La presidenta insular Misericordia Sugrañes explica que para alcanza un objetivo, “calificado de ambicioso pero realista”, se han de dar tres condi-ciones al mismo tiempo: buenas temporadas altas, un producto desesta-cionalizador que ponga en valor los atractivos de Menorca y buena co-nectividad aérea.

El Comité Insular acordó que los trabajos de redacción del programa electoral sean responsabilidad de la secretaria general, Asunción Pons.

Asimismo, la presidenta dio la bienvenida a los nuevos cargos de libre designación Simón Gornés, Manuel Monerris y Pedro Gener y Xim Todo, Miquel Alzina, Llorenç Coll y Tóbal Pons, de Nuevas Generaciones (NN.GG.).

En su intervención ante los miembros del Comité Insular, Sugrañes des-tacó que “los menorquines nos reclaman soluciones reales a sus proble-mas reales”.

“El principal problema que tiene Menorca es que perdemos población y además está envejeciendo, que nuestros jóvenes se han de marchar por falta de oportunidades y que los que han marchado no tienen la oportuni-dad de volver. Es un drama social generado por los gobiernos de izquier-das”.

“La primera medida para revertir esta situación –continua Sugrañes- es generar una ilusión. Tenemos una isla maravillosa que lo tiene todo para ser un ejemplo de desarrollo sostenible para todos, no solo para una cla-se privilegiada y egoísta que puede permitirse el lujo de vivir de espaldas al turismo. Y eso no se hace prohibiendo el alquiler turístico, privatizando nuestra costa lo que impide a turistas y visitantes disfrutar de nuestros encantos, expulsando a los cruceros que tanto trabajo costó atraer, in-crementando las restricciones al suelo rústico, prohibiendo el turismo de interior, el turismo rural, el turismo de naturaleza, el turismo náutico y, en definitivamente, por la turismofobia cada vez menos silenciosa y más evidente”.

Para que haya trabajo para todos todo el año, “es condición necesaria te-ner buenas temporadas altas. Buenas temporadas significa mejores in-viernos, más inversión y, por lo tanto, más empleo. Lamentablemente, con eso no nos basta. Hay que crear un producto de éxito para la tempo-rada baja y para fuera de temporada. Hay que mejorar los resultados de la temporada baja, primero mayo y octubre y tratar de ampliar la activi-dad a meses como noviembre, febrero, marzo y abril. Menorca tiene sufi-cientes argumentos para hacerlo. Y garantizar la conectividad. Necesita-mos producto y aviones. Así que mi principal obsesión si los menorqui-nes quieren que volvamos al gobierno del Consell es que haya trabajo para todos todo el año porque eso supondrá que nuestros jóvenes no tendrán que marcharse si no quieren, que los que están fuera podrán vol-ver, que los fijos discontinuos tendrá más meses de trabajo y, por lo tan-to, más cotizaciones y mejores pensiones, que los empresarios podrán rentabilizar sus inversiones… “

Sugrañes es consciente de que “no será un camino fácil. Tampoco ten-dremos resultados de un día para otro. Hemos de desterrar la imagen de que el Consell solo está para prohibir y fastidiar. Las administraciones públicas tienen la responsabilidad de llegar donde no llega la iniciativa privada. Y los menorquines necesitan que su institución tire del carro en la buena dirección, no como hasta ahora que pone palos a las ruedas”.

No Comments

Post A Comment

X