Sugrañes sobre el 21-D: “Estamos ante unos resultados que dificultan la gobernabilidad de Cataluña”

La presidenta del Partido Popular de Menorca, Misericordia Sugrañes, ha hecho hoy una valoración de los resultados del 21-D en Cataluña. “Estamos ante unos resultados que dificultan la gobernabilidad de Cataluña al añadir incertidumbre y generar desconfianza tanto en la sociedad como en la economía catalana”.

 

“Nos hallamos ante un escenario difícil y complicado, con un mal resultado electoral para el Partido Popular, que -con serenidad y desde la humildad- debe hacer autocrítica”, ha dicho Sugrañes.

 

En cualquier caso, el recuento final de estas elecciones es que la mayoría de los catalanes ni está a favor de la independencia ni apoya decisiones separatistas unilaterales como propugnan las formaciones soberanistas en lugar de propiciar el encaje y el entendimiento.

 

La suma de los votos independentistas no llega al 50 por ciento, por lo que el separatismo no está legitimado ni en condiciones de imponer sus tesis -como hizo durante la anterior legislatura- a la mayoría social de Cataluña que quiere, de forma pacífica y natural, seguir formando de España.

 

La presidenta del PP Menorca espera que la legislatura que ahora empezará sea más constructiva para Cataluña, que disminuya la tensión, y que, por tanto, también sea más constructiva para conjunto de España. Ello exige sentido común y capacidad para aproximar posiciones en favor del interés general de una comunidad que forma parte de un Estado soberano e integrada en la Unión Europea.

 

Los resultados permiten, de forma legítima y de acuerdo con la Constitución y el Estatut d’Autonomia, formar un gobierno al que hay que reclamar estabilidad y capacidad para garantizar la buena gobernanza de Cataluña. Pero será preciso previamente alcanzar acuerdos sólidos entre formaciones políticas que hasta ahora han sido adversarios, han concurrido por separado a las elecciones y han presentado programas discrepantes. Gobernar implica tomar decisiones, gestionar con rigor y eficacia los recursos públicos y dar respuesta a las demandas de los ciudadanos, lo que no pasa por volver a impulsar un “procés” al que ha dado la espalda la mayoría social de Cataluña.

 

“Me preocupa la división que se ha generado durante estos últimos meses”. Por tanto, hay que superar este gran desacuerdo y para ello tenemos opciones y oportunidades dentro del gran marco que ampara los derechos y las libertades constitucionales. Porque la Constitución y el diálogo harán posible el acuerdo que ha sido vulnerado desde la imposición, la adopción de acuerdos parlamentarios sin mayorías cualificadas y referéndums que han carecido de legitimidad.

 

La política reclama capacidad de acuerdo y voluntad de entendimiento en lugar de planteamientos en contra, de ruptura y de desconexión que la mayoría de catalanes han rechazado en estas elecciones.

 

No Comments

Post A Comment

X