Salomé Cabrera reprocha al Govern haberse olvidado de Menorca en su plan piloto para el relanzamiento del turismo en el mes de junio

El Grupo Popular muestra también su indignación por el agravio que supone que Canarias pueda mantener los ERTES hasta final de año mientras Baleares se resigna a llevarlos hasta final de septiembre.

La diputada menorquina lamenta que el Govern no se haya esforzado en conseguir corredores sanitarios seguros para que el plan piloto pudiera aplicarse en la islas menores enfocado a países tradicionalmente emisores de turistas, como Gran Bretaña.

Cabrera insiste en destacar el poco peso y la nula efectividad que demuestra la presidenta Francina Armengol en sus reivindicaciones ante el Govern central.

Último día de junio y momento propicio para pasar balance a los resultados del Plan Piloto promovido por el Govern balear, en combinación con el Gobierno central, para un relanzamiento temprano del turismo en la Comunidad Balear.

La diputada menorquina Salomé Cabrera no ha desperciado la oportunidad de intervenir ante el Parlament y  reprochar al Govern que preside FrancinaArmengol de la nula incidencia y nefastos resultados que ha tenido la aplicación del  presunto plan piloto sobre Menorca y sobre la economía insular.

El efecto no solo es nulo sino pernicioso porque, como ha dicho la parlamentaria, constituye una humillación en toda regla para el territorio y para el sector turístico insular que ha visto como se desinflaban las expectativas iniciales hasta llegar a la nada, al rendimiento cero.

Desde el Grupo Popular, Cabrera que lleva el seguimiento de los asuntos turísticos, ha recordado que el sector acogió de forma favorable el anuncio de experimentar de forma anticipada respecto a otras zonas del Estado con la llegada de los primeros vuelos internacionales a la Comunidad Balear. Era la oportunidad de poner en marcha un sistema de control sanitario y erigirse en ejemplo para otros destinos turísticos desde una posición avanzada.

La realidad ha sido otra. Las islas menores, Eivissa, Menorca y Formentera han quedado marginadas de unos beneficios limitados y concentrados prácticamente en Mallorca.

Cabrera ha hecho suya la impresión que ya en el momento inicial se llevó el sector de alojamiento turístico en Menorca y ha calificado también de humillación un plan piloto que en lo que es a la isla no ha aportado ni un solo turista.

Salomé Cabrera en sus declaraciones ha recordado un diseño que, de antemano ya resultaba discriminatorio para la isla: 47 vuelos programados para Mallorca, 8 para Eivissa y uno para Menorca. La única operación apuntada para la isla ni siquiera era una conexión extraordinaria sino que estaba programada con mucha antelación. En el mismo caso se encuentra Eivissa.

Las cifras informan objetivamente del resultado y es que el Plan Piloto apenas ha propiciado la llegada de 2.000 turistas, frente a los 10.000  inicialmente calculados.

La diputada Salomé Cabrera ha reprochado que detrás de la humillación subyace una falta de interés y de esfuerzo y atención a la diversidad y singularidad de cada uno de los destinos. Así, considera que toda la promoción se centró en el mercado alemán, preponderante en Mallorca, sin que se exploraran vías alternativas y corredores seguros en la conexión con otros puntos emisores, como por ejemplo Gran Bretaña.

El inicio aplazado de temporada llega con esa frustración inicial y una realidad innegable: cientos de empresas y miles de trabajadores afectados por ERTES, casi nula actividad económica y un calendario que corre en contra de los intereses. El verano avanza sin turistas hasta ahora y las expectativas de salvar a los trabajadores también se ven limitadas. En ese sentido, Salomé Cabrera ha resaltado un nuevo agravio comparativo entre los dos archipiélagos nacionales. Mientras Canarias podrá prolongar la situación de ERTES hasta final de año en atención a su vocación turística, las Islas Baleares han quedado por ahora apeadas de esa posibilidad a pesar de que la temporada turística es considerablemente inferior a la canaria y por tanto el perjuicio ante la pérdida de ingresos es mucho mayor y más severo.

El Grupo Popular interpreta el escaso peso político y la baja consideración que merece la presidenta FrancinaArmengol por parte del Gobierno o, alternativamente, la baja defensa que hace la presidenta balear respecto de los intereses de esta comunidad autónoma.

X