El PP denuncia la resignación frente a la inversión del Conservatorio de Música

  • Exigimos a PSOE y Ara Maó que defiendan los intereses de los mahoneses y que el Ayuntamiento y el Consell no cofinancien una obra de carácter autonómico.
  • Demandamos el mismo trato que el Conservatorio de Ibiza cuyo solar y presupuesto fue aportado íntegramente por la Conselleria de Educación de la Comunidad Autónoma.
  • “Prevalecen los intereses políticos frente a los de la ciudad y han aceptado la inversión cueste lo que cueste”.

La aportación de 1,5 millones de euros por parte del Ayuntamiento de Mahón para cofinanciar el Conservatorio de Música y Danza de Menorca pone de manifiesto, una vez más, la poca capacidad negociadora del equipo de gobierno de Mahón, formado por Ara Maó, la marca blanca de Podemos y PSM-Més, frente a un Govern que crea agravios comparativos entre ciudadanos de las islas.

 

Obligar al Ayuntamiento y al Consell a cofinanciar una obra autonómica, a pesar de disponer de 1.350 millones más de ingresos no financieros y un superávit de 144 millones del ejercicio 2017, es otra muestra más de que el Govern de Armengol es el más centralista de la historia y que carece de la más absoluta sensibilidad con los menorquines en general y los mahoneses en particular.

 

El pasado enero, la portavoz municipal del PP Mahón, Águeda Reynés, reclamó a PSOE y Ara Maó que defendieran los intereses municipales por encima de programas políticos. Ahora ve una resignación clara por parte del equipo de gobierno mahonés.

 

“Han aceptado aportar 1,5 millones de euros para un conservatorio muy necesario, pero en el que han primado los intereses políticos de ambos partidos. Ni se ha buscado el mejor espacio, ni se ha negociado una inversión coherente con el resto de las ejecutadas en otras islas”, reflexiona Reynés.

 

Y es que la portavoz popular recuerda que “el Conservatorio de Ibiza fue construido en un solar de la Conselleria de Educación y pagado íntegramente por el Govern. No podemos aceptar estos agravios comparativos”.

 

Las principales razones para oponerse a que las administraciones menorquinas destinen fondos a la futura instalación son que el Conservatorio es una competencia exclusivamente autonómica y que el Ayuntamiento de Mahón ya hace un esfuerzo aportando la Sala Augusta.

 

“El Conservatorio nos costará dinero a todos los mahoneses, destinar 1,5 millones de euros para financiar las obras implica dejar de invertir con dinero municipal en muchas mejoras que la ciudad necesita. Ahora que les dejamos un Ayuntamiento saneado después de todo el esfuerzo que hubo que realizar, deben tener mayor cura de los impuestos que pagan todos los ciudadanos y destinarlos de una forma más eficiente a competencias locales y muy necesarias”, razona Reynés.

 

El PP recuerda que, a pesar de las opciones que se estudiaban para ubicar el nuevo Conservatorio, los gobiernos actuales apostaron por la Sala Augusta.  Una apuesta “cueste lo que cueste como se demuestra ahora con la resignación de aportar 1,5 millones de euros. Para ellos prevalecen sus promesas electorales, ni los intereses de los mahoneses ni las necesidades y requisitos de un conservatorio práctico y cómodo para todos los usuarios”.

X