Reserva de la Biosfera, (casi) nada que celebrar y mucho por trabajar

Lamentablemente, los actos de conmemoración de los 25 años de la concesión del título de Reserva de la Biosfera no nos permitan celebrar el éxito en el desarrollo sostenible de Menorca y se limitan exclusivamente a propaganda y autobombo. Nada tenemos que celebrar en tres cuestiones capitales en materia de medio ambiente: la energía, el uso del agua y la gestión de los residuos.
En lugar de ser un modelo de gestión a imitar y del que todos nos sentamos orgullosos, somos los campeones en prohibir y frenar el desarrollo económico, en protestar por las infraestructuras que ponen en marcha gobiernos del PP (puerto de Ciutadella, aeropuerto, carreteras, desaladora) y que con los años se demuestran positivas y acertadas. También somos los campeones en incapacidad de gestión en las cuestiones genuinamente sostenibles y ecológicas como la energía, el agua y los residuos. Prohibir sí, protestar también, gestionar y solucionar, no.

La farsa de las energías renovables
La apuesta por las energías renovables ha sido otra farsa de la izquierda manipuladora. Hoy menos del 3% de la energía que consumimos ha sido autogenerada por fuentes sostenibles, cuando es evidente que la isla debería ser autosuficiente y totalmente renovable. No hemos empezado a gatear cuando deberíamos estar esprintando en este asunto.
La estafa viene de lejos. Primero, se construyó un parque eólico pequeño (solo cuatro molinos) y de menor altura de la recomendable con el objetivo de evitar su impacto visual. Fue una medida cosmética y totalmente propagandística de los gobiernos de PSM-PSOE.
Posteriormente, PSM-PSOE pusieron tantos impedimentos y trabas al desarrollo de parques eólicos privados que acabaron por desincentivar a los promotores que han acabado desistiendo de presentar nuevos proyectos. No cabe duda de que fue una oportunidad perdida de la que ahora nos lamentamos y de la que nadie parece asumir la responsabilidad histórica.
El talibanismo paisajístico de Més y PSOE frustró una alternativa de forma irresponsable. Un molino tiene una vida útil de 25 años, por lo tanto, es una instalación 100% reversible.
La isla del viento no solo no apostó por la energía eólica. Tampoco lo hizo por los parques solares como demuestran las trabas impuestas por parte de los ecologistas de postal a la ampliación de Son Salomó.
El gobierno tripartito catalanista de Més, PSOE y Podemos, concretamente el área de Cultura, ha venido torpedeando la ampliación del parque solar de Son Salomó de forma totalmente injustificada e irresponsable.
El resultado final es patético para Menorca: importamos 1,3 millones de barriles de petróleo cada año por valor en el mercado de 220 millones de euros, muy lejos de los objetivos Europa 2020 y poco consecuente para una Reserva de la Biosfera.
Lo peor es que estos datos se producen en un torno de reducción de consumo per cápita del 25% y que la situación, en lugar de mejorar, empeora. La mitad del parque eólico fuera de servicio desde hace meses y sin fecha para su reparación por la falta de trabajo y diligencia del Consell Insular. Uno de los cuatro molinos está inoperativo desde noviembre de 2016 y el otro desde marzo de 2017.

Reutilización del agua y control de fugas
En materia de reducción de fugas y reutilización de aguas depuradas, tampoco podemos sacar pecho, más bien sonroja.
En cuanto a pérdidas en la red, estamos exactamente igual que hace décadas. Malgastamos y despilfarramos entre un 20% y un 40% del agua que se transporta por la red. Sirve de poco que cerremos el grifo cuando nos lavamos los dientes o nos duchamos cuando el despilfarro se produce sin que nos demos cuenta.
La reutilización de agua depurada serviría para aliviar la presión a los acuíferos. Sin embargo, brilla por su ausencia: solo 288.836 metros cúbicos del objetivo de reutilizar 1.500.000 metros cúbicos, es decir, menos de un 20%.

Reciclaje de residuos
La gestión de los residuos y las cifras de reciclaje de los menorquines tampoco son para sentirse orgullosos, ni ser un modelo de referencia para nadie.
La solución no es mejorar y avanzar. La respuesta del gobierno tripartito es reducir los objetivos. Cuando un alumno suspende, ha de estudiar más, no esperar a que el profesor ponga exámenes más fáciles o le apruebe con menos de un 5.
El gobierno tripartito de Més-PSOE-Podemos ha organizado una serie de actos para conmemorar el 25 aniversario de la declaración de Menorca Reserva de la Biosfera. Nos iría un poco mejor si, además de esta intensa actividad propagandística, también trabajara en acabar en solucionar los problemas de los menorquines. Menos logotipos y congresos y más esfuerzo en favor del progreso de Menorca, de los menorquines y de su sostenibilidad real.

Misericordia Sugrañes
Presidenta del Partido Popular de Menorca

No Comments

Post A Comment

X