Prohibir el alquiler turístico en suelo rústico es la mejor manera de fomentar el abandono del campo

El Partido Popular advierte a la presidenta del Consell Insular de Menorca, Susana Mora, que la mejor manera de contribuir a intensificar el abandono del campo vía venta de llocs es prohibir el alquiler turístico en suelo rústico, tal como ha anunciado. También contribuye de forma directa el retraso en el cobro de las ayudas y las subvenciones prometidas, ya que genera desequilibrios de tesorería que en algunos casos pueden ser letales para las explotaciones agrarias.

En declaraciones recogidas en la edición del lunes del Menorca, Mora admitía que “no había soluciones inmediatas” tras las quejas de Unió de Pagesos al abandono del campo.

El Partido Popular añade que la obligación de Susana Mora es buscar soluciones a los problemas de los menorquines, no de generarlos con “imposiciones y limitaciones inmediatas” como las anunciadas en el alquiler turístico. Estas prohibiciones contribuyen a que sea más difícil el mantenimiento del campo. “En lugar de poner facilidades, ponemos trabas y eso hace que cada vez sea más difícil mantener una explotación”.

Y si un propietario tiene dificultades para poder mantener su patrimonio, no cabe duda de que está mucho más cerca de desprenderse de él en cuanto tiene ocasión.

La mejor manera de mantener las explotaciones agrarias en funcionamiento es que éstas sean rentables. Y la rentabilidad ha de venir forzosamente a través de tres vías:

-El rendimiento de la propia actividad intrínsecamente agraria.

-Las ayudas en el marco de la Política Agraria Común (PAC) que deben cobrarse en tiempo y forma para que sean realmente útiles.

-Los complementos que puedan darse a través del aprovechamiento del turismo: alquiler, agroturismos, tiendas y otro tipo de actividades complementarias.

El turismo no solo es capital por la actividad directa que genera. También tiene mucho impacto en sectores como la construcción, la fabricación de zapatos, la producción agroalimentaria que se vende en Menorca y también en el mantenimiento del campo.

En este sentido, iniciativas modestas como el quiosco de Cavalleria son bienvenidas, ya que contribuyen a incrementar la renta agraria de propietario y payeses y a dar un mejor servicio a turistas y residentes. Cuestión aparte son las dificultades que tienen los propietarios a la hora de poner en marcha una instalación de este tipo, el tamaño, la ubicación y el número de ellas que se necesitan en Menorca.

El Partido Popular no está en contra de la venta de propiedades, como no podía ser de otra manera en un marco de libertad como el que tenemos y de respeto a la propiedad privada.

Señala, además, que compradores con alto poder adquisitivo redundan en beneficio de la economía de Menorca, por lo que pide prudencia a la hora de realizar ciertas declaraciones excesivamente simplistas. Es peligroso asociar comprador extranjero con abandono del campo cuando además no está demostrado que sea así. Hay compradores extranjeros que revitalizan el campo y propietarios que no venden que abandonan el campo.

Algunas de las compras recientes, además, han supuesto un cambio de cultivo de las tierras que pasan a destinarse al cultivo de vid para producir vino, lo que en absoluto puede entenderse como un abandono del campo.

Para el PP, es “inaceptable” el retraso del Govern a la hora de abonar las ayudas al campo. En algunos casos, acumulamos retrasos desde al año 2016, lo que sin duda causa un grave perjuicio a quien ha solicitado estas ayudas. En muchos casos, solicitaron préstamos cuyas amortizaciones e intereses están siendo abonados sin haber recibido el importe de la subvención. Esto genera tensiones de tesorería y no contribuye a garantizar la buena salud del sector primario menorquín.

No Comments

Post A Comment

X