Poco trabajo, prohibir e imponer sin dialogar, no reivindicar y dar la espalda al turismo, el gobierno de Susana Mora

El Grupo Popular en el Consell Insular de Menorca ha presentado 127 propuestas de resolución tras el último debate de política general del mandato y que se debatirán en sesión plenaria el próximo lunes.

El listado de propuestas es la constatación palmaria de la parálisis de la institución fruto de la incapacidad manifiesta de gestión del equipo de gobierno tripartito que incluso demuestra en ocasiones una preocupante irresponsabilidad en actuaciones tan lamentables como tener la carretera general en obras sine dine a pesar de tener dinero en la caja.

Es general la falta de diligencia, como demuestra el listado de incumplimientos (molinos averiados, accesos a las playas vírgenes, regulación del taxi, estación de autobuses de Ciutadella, caminos rurales, implantación de energías renovables, residuos, recursos hídricos, gas natural, apoyo a la exportación, bomberos, vivienda, Biniparratx, la revisión del PTI, la prohibición al alquiler turístico, el plan director de comercio…).

Tras casi tres años de gobierno, Més, PSOE y Podemos han demostrado ser incapaces de dar una mínima respuesta a los retos que tienen planteados los menorquines como sociedad, lo que explica el creciente descontento social y la desconexión de los menorquines con su principal institución.

El tripartito del Consell da la espalda a los menorquines y solo defiende los intereses de una clase privilegiada que se puede permitir el lujo de vivir de espaldas al turismo.

El gobierno comandado por la socialista Susana Mora se ha demostrado ineficaz y poco trabajador, incapaz de mantener un nivel de gestión mínimo, a pesar de disponer de una abultada nómina de cargos de confianza.

Es un gobierno poco transparente y opaco, autocomplaciente, que no se preocupan de las personas, poco dialogante, muy intervencionista y al que le encanta prohibir por prohibir, la imposición lingüística del catalán, anunciar los proyectos todas las veces que puede y salir en las fotos generando una realidad virtual que nada tiene que ver con los hechos.

Lamentablemente es un gobierno que no se preocupa de los más necesitados con una gestión en Bienestar con más sombras que luces, ni de los jóvenes, ni deportistas, ni de los trabajadores, ni de los comerciantes, ni de los industriales.

Como constató la propia presidenta, Susana Mora, el lunes pasado, Menorca tiene una población cada vez más envejecida, indicador que habla por sí solo de la regresión a la que nos han conducido las políticas regresivas de Més, PSOE y Podemos como continuación de la parálisis que supuso el PTI de 2003.

Padecemos una preocupante fuga de cerebros ya que los jóvenes se ven obligados a emigrar ante la flagrante falta de oportunidades que ofrece una isla que, debido a las políticas equivocadas de la izquierda, es cada vez más estacional y tiene una economía menos equilibrada.

Apostar únicamente por el modelo de turismo de todo incluido como la fórmula más parecida al turismo sin turistas, en lugar de potenciar turismos y mercados de alto valor añadido, con mayor capacidad de generar riqueza y sobre todo que ésta se distribuya en temporada baja se está demostrando como un clamoroso error.

Las clases trabajadoras son las que más pagan las consecuencias de estas políticas equivocadas, ya que o bien no encuentran un puesto de trabajo, lo que constituye un drama social, o encuentran un trabajo temporal que no les garantiza el acceso a una pensión digna en el futuro.

El gobierno tripartito solo es nacionalista cuando se trata de imponer el catatán, todo lo contrario de lo que sucede cuando hay que reivindicar los intereses generales de Menorca, momento en el que se torna un dócil colaboracionista de las políticas de Francina Armengol.

Es un gobierno antiguo que ha desterrado la enseñanza del inglés de la agenda política condenando con ello a todos aquellos que no se pueden costear su aprendizaje.

Por todo ello, el Partido Popular considera que es un gobierno que merece un suspenso rotundo.

El Partido Popular anima al gobierno a ponerse a trabajar y a cumplir sus compromisos y responsabilidades con los menorquines, a implicar al Govern en la eliminación de los lodos, en el cobro a las ayudas de la PAC de nuestros payeses, a que contribuyan a financiar el agujero de Cesgarden y a pagar los anticipos de financiación que tienen pendientes.

También agradecerán los menorquines un impulso al Recinto Ferial, al comercio de proximidad, a la implantación de nuevas tecnologías, a la Formación Profesional, entre otros.

No Comments

Post A Comment

X