Motos y bicicletas también tendrán prohibido acceder a Macarella desde Sant Joan de Missa

El Partido Popular de Ciutadella considera inadecuado, ineficaz, antisocial y desproporcionado prohibir el tráfico a todo tipo de vehículos hacia la playa de Macarella, a la altura del cruce de Sant Joan de Missa, tal como ha ido explicando el Consell Insular a los afectados por la medida.

Según las informaciones que el Partido Popular de Ciutadella ha ido recogiendo de los afectados, la idea del Consell Insular es prohibir el tráfico en dirección a Macarella y Macarelleta a todo tipo de vehículos, incluidas motocicletas y bicicletas, a la altura de Sant Joan de Missa, desde donde solo se permitirá el tránsito del autobús lanzadera hacia el aparcamiento.

De esta manera, los negocios a los que se accede a través del mismo camino también se verán afectados por la medida, ya que dificultará, cuando menos, el acceso de los clientes a los establecimientos.

Para el Partido Popular, es alarmante la falta de transparencia con la que está manejando esta situación el Ayuntamiento de Ciutadella y el Consell Insular cuyos gobiernos están ocultando información a los menorquines.

Para el PP, la solución no pasa en poner vigilantes desde las ocho de la mañana a las 20 horas, ni tampoco un autobús para llegar a Macarella a partir de las ocho de la mañana y hasta las 23 horas.

El oscurantismo que rodea esta medida deja en el aire la respuesta a los interrogantes que plantea la operativa.

-Si no dejan pasar a motos ni bicicletas, ¿qué alternativas al autobús tendrán los menorquines para ir a Macarella y Macarelleta?

-¿Cómo regresarán los que acaben de cenar más tarde de las 23 horas?

-¿Cómo accederán payeses, propietarios, clientes y proveedores a los llocs de la zona?

-¿Cómo accederán los clientes y proveedores a los agroturismos de la zona?

-¿Qué pasará a partir de las 20 horas cuando ya no haya vigilancia? ¿Se podrá acceder a Macarella o también estará restringido el acceso?

Hace ya casi tres años que los partidos de izquierdas están gobernando en el Consell Insular y el Ayuntamiento de Ciutadella. Prometieron una solución para los accesos a las playas del sur de Ciutadella. Sin embargo, constatamos con gran preocupación que la solución que pretenden aplicar, sin planificación, sin valorar las consecuencias y todos sus impactos, ocasionará problemas mayores que los registrados estos últimos veranos y que han provocado muchas quejas y una mala imagen de la isla como destino turístico. En lugar de resolver el problema, lo agravan, tanto para los residentes en Menorca como para los visitantes.

Desde el Partido Popular de Ciutadella queremos saber si la consellera de Turismo del Consell, Maite Salord, explicó en la feria Fitur todas las restricciones y prohibiciones que el Consell pretende aplicar este año. Se hacen fotos con las playas de la costa sur de Ciutadella, pero ocultan que no se podrán visitar.

No aceptamos que desde el Consell y el Ayuntamiento quieran eludir de nuevo sus propias responsabilidades e intenten culpar a la Guardia Civil de Tráfico, en lugar de hacer autocrítica y admitir sus propios errores.

El Partido Popular ha formulado varias preguntas sobre este tema, tanto en el Consell como el Ayuntamiento porque hay preocupación ciudadana. Observamos que los partidos de izquierda no quieren responder ni hablan con claridad, cuando todos -tanto los menorquines como los turistas que nos visitan- tenemos derecho a saber qué criterios tienen, si es que hay un criterio claro, qué medidas piensan aplicar, y, sobre todo, cómo solucionarán y garantizarán el acceso a las playas de la costa sur de Ciutadella.

Denunciamos el caos que se registró diariamente el año pasado en estas playas, habiendo pasado de una ocupación de 1.000 coches hace dos años, a 400 el año pasado, este año 0. Ahora la previsión es que con menos coches habrá más problemas.

Cuando solo faltan unos meses para que empiece la última temporada de este mandato, vemos como el problema ha aumentado con los partidos de izquierda en el Consell y el Ayuntamiento por su falta de previsión, su desconocimiento de la realidad y su incapacidad para afrontar y resolver esta cuestión.

Para la izquierda, todo se soluciona con prohibiciones y restricciones, como pretenden hacer con el alquiler turístico, pero vuelven a equivocarse. Crean crispación y frustración, defraudan y no convencen a nadie.

No Comments

Post A Comment

X