Sumisión del tripartito del Consell ante la norma a la mallorquina del ‘todo incluido’

La presidenta del Partido Popular de Menorca, Misericordia Sugrañes, insta al Consell insular a “salir de su habitual mutismo y falta de reivindicación ante el Govern del Pacte para exigir al Ejecutivo Armengol que Menorca sea excluida de la obligación de cobrar el alcohol en el ‘todo incluido’”.

El Govern del Pacte ha diseñado una modificación legislativa en clave exclusivamente mallorquina, pensada desde Mallorca para un problema que se registra en determinadas zonas turísticas de Mallorca, obviando la realidad de Menorca, lo que demuestran su falta de sensibilidad hacia la realidad y la problemática de desempleados, trabajadores, autónomos y empresarios menorquines.

La medida anunciada “constituye un contrasentido y es otro error del Govern de la socialista Francina Armengol -afirma la presidenta del Partido Popular de Menorca- porque el ‘todo incluido’ es una modalidad minoritaria en Menorca, va dirigido al segmento del turismo familiar y no genera ningún problema”. Ante estas evidencias, el Govern debe rectificar porque la aplicación de esta normativa en Menorca, tal como la han concebido y anunciado, causará graves perjuicios en Menorca.

Misericordia Sugrañes añade que “este Govern de izquierdas debe dejar de pensar y actuar en clave mallorquina y tener en cuenta la realidad de cada isla”, algo que hasta ahora “no ha valorado ni respetado”.
En este caso, asocia el ‘todo incluido’ con el turismo de borrachera, lo que no ocurre en Menorca. Pero como sólo tiene en cuenta su realidad más inmediata, que es la de Mallorca, después perjudica a Menorca. Es preciso, por tanto, que la regulación de la modalidad del ‘todo incluido’ haga excepciones por islas, como ya se ha hecho anteriormente con otras normas y regulaciones autonómicas.

La presidenta del PP Menorca lamenta la “pasividad y la falta de iniciativa política que demuestra el tripartido del Consell de Menorca, con el silencio cómplice tanto de la presidenta Susana Mora como de la consellera de Turismo, la vicepresidenta primera, Maite Salord, quienes renuncian sistemáticamente a liderar la solución a los problemas de Menorca y se pliegan a los criterios e imposiciones del Govern del Pacte”.

No sucede así con el Consell de Ibiza, que ya se ha pronunciado y ya ha solicitado al Govern que la isla sea excluida de la normativa mallorquina para el ‘todo incluido’. “Aquí, en cambio, la respuesta ha sido silencio y sumisión política”.

No Comments

Post A Comment

X