Més, PSOE y Podemos en contra de prohibir los giros a la izquierda en los ‘puntos negros’ de la carretera general

El pleno del Consell Insular de Menorca celebrado el pasado día 24 de abril rechazó una propuesta, presentada por el Grupo Popular, que instaba el equipo de gobierno a prohibir los giros a la izquierda, a través de carril central, en las entradas a urbanizaciones o zonas rurales, donde se hayan producido accidentes graves o sean considerados ‘puntos negros’, como es el caso de Argentina.

 

En septiembre de 2016, el Grupo Popular interpeló al conseller de Movilidad sobre las obras de la carretera general en el tramo Mahón-Alaior. Cabe recordar que el equipo de gobierno paralizó las obras de la carretera y después rescindió el contrato con la empresa a la que se le había adjudicado el proyecto. Una decisión política que va en contra de los criterios técnicos de los ingenieros que priorizaban la seguridad en carretera.

 

El Grupo Popular puso en duda el informe -encargado a una empresa externa- que se utilizó para rescindir el contrato, no así su contenido ni a quien lo suscribía. Una duda que a día de hoy persiste porque no se ha dado, por parte del equipo de gobierno, respuesta clara al respecto.

 

Dice el informe: “Finalmente, remarcar de nuevo, como ya hemos dicho en las condiciones preliminares, la conveniencia de que los aspectos técnicos de este informe, sean confirmados por técnicos competentes en la materia, diferentes a los agentes implicados en la ejecución de la obra”. ¿Esta conveniencia que marca el informe se tuvo en cuenta?

 

El Grupo Popular ya manifestó en aquel entonces que el Consell Insular de Menorca trataba de buscar argumentos para no hacer el cambio de sentido a doble nivel de la Argentina. Un hecho que tampoco tiene mucho sentido, dado que se trata de una decisión política tomada hace ya tiempo, a pesar de que tendrá un coste económico para los menorquines y que, lamentablemente, no priorizará la seguridad viaria en la carretera.

 

Cabe destacar que de las declaraciones del propio conseller se desprende que el criterio económico será determinante para tomar la decisión del tipo de enlace que finalmente se construirá, a diferencia del anterior proyecto, no será la seguridad el principal criterio a tener en cuenta.

 

En sesión plenaria del mes de marzo el Grupo Popular preguntó al conseller de Movilidad si los giros a la izquierda en la carretera general quedarían prohibidos, como ya pasó durante la interpelación en septiembre de 2016, no hubo respuesta concreta al respecto. Se limitó a explicar las posibles alternativas a llevar a cabo para hacer los cambios de sentido.

 

A pesar de existir acuerdos de pleno referentes a la seguridad viaria en la ejecución de las obras de la carretera general, no queda claro que los giros a la izquierda en tramos “conflictivos” o que se puedan considerar “puntos negros” de la Me-1 no queden prohibidos, llevando a cabo soluciones que no priorizarán la seguridad viaria.

 

 

X