Mahón ha perdido calidad en sus servicios y las gestiones son cada vez más lentas

La gestión de Ara Maó y PSOE en el Ayuntamiento de Mahón ha estado condicionada por la labor y actuación política del Partido Popular en el anterior mandato, así resumen los concejales del Grupo Popular los dos primeros años de gobierno del actual ejecutivo.

 

Como eje principal del argumento de su política, se ha demostrado que ni nueva política, ni más transparencia ni más participación, no se atiende a lo que se decide en los foros de participación, este es el mayor incumplimiento del equipo de gobierno y su mayor promesa electoral. Además, su implicación con el servicio al ciudadano es la mínima, lo que ha provocado una merma en la calidad de los servicios y mayor lentitud en los procesos de gestión.

 

Desde el principio, y debido al pacto de gobierno entre Ara Maó y PSOE, se ha visto muy claramente que cada partido gestiona sus áreas de forma independiente. Este hecho se traduce en una falta de liderazgo de la alcaldesa, que se ve obligada a ceder protagonismo al PSOE, y que ha llevado al Ayuntamiento a conseguir menos proyectos para la ciudad.

 

En 2015 el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Mahón se encontró con unas cuentas municipales saneadas y cumpliendo los parámetros que marca la actual legislación en cuanto a contención de gasto. En ese sentido, el Partido Popular propuso reducir la presión fiscal mediante una mayor reducción de los tipos impositivos del IBI junto con la rebaja de los valores catastrales, así como la bajada y bonificación de la ordenanza de plusvalías, moción que fue rechazada por el equipo de gobierno.

 

El PP critica la gestión del Ayuntamiento en un tema fundamental como es el servicio de agua potable, tras la firma de una addenda con la empresa concesionaria para el pago de más de dos millones de euros con los informes en contra de intervención, y que implica una notable subida del agua. El Grupo Municipal del Partido Popular presentó alegaciones a la ordenanza, recurso de reposición a la addenda y al ser desestimado este, presentó contencioso administrativo ante la justicia.

 

En tema de vivienda, desahucios, comedores sociales, casa de acogida, ayudas individuales, geriátrico, nada nuevo, uno de los puntos del pacto de gobierno para los primeros 100 días era aprobar un plan de choque inmediato contra la exclusión social, con especial incidencia en la alimentación infantil, plan que ni está ni se le espera.

 

Educación, Urbanismo y Movilidad

 

En lo referente al área de Educación cabe destacar dos proyectos pendientes y envueltos en la polémica. Se comprometieron a abrir un proceso participativo sobre la ubicación del nuevo conservatorio de música con el fin de que la opinión de los padres fuera atendida. Al final han presentado un proyecto para ubicar la nueva infraestructura en la sala Augusta, a pesar de la petición de padres, alumnos y claustro de profesores de construir un nuevo equipamiento.

 

En lo que se refiere a la escuela de adultos, y tras 2 años de mandato, han presentado un «anteproyecto» de lo que tendría que ser, en realidad, el proyecto. El «anteproyecto» estaba ya hecho durante el anterior mandato, con el plan de usos diseñado, y los espacios necesarios bien delimitados. Lo que significa que no habrá escuela de adultos en lo que queda de mandato.

 

El área de urbanismo se encuentra totalmente desmontada a día de hoy. El retraso en la tramitación de licencias es un hecho y la gestión administrativa no es su prioridad. La Administración no responde. No han continuado con paso firme en la revisión del catálogo de protección arquitectónica, no se sabe nada de modificaciones o mejoras del PGOU, tampoco de las propuestas hechas, si es que las han hecho, ante los cambios normativos del Govern y el Consell.

 

No se han incorporado aún nuevos trámites on line. No existe un trabajo conjunto con otras administraciones para mejorar trámites, criterios o incorporar novedades a urbanismo.

 

En temas de movilidad, solamente crean conflictos donde no los había. En lugar de ceñirse a empezar con el estudio del Plan de Movilidad Urbana Sostenible, se empeñan en poner en marcha la zona verde.

 

POIMA, Consorci Penya-segat e inversiones

 

El PP lamenta el abandono total y absoluto de POIMA y del Consorci Penya-segat. En el caso de POIMA no se ha llevado a cabo ni una sola inversión y vuelve a ser la zona más abandonada de Mahón. Desde la propuesta de liquidación del Consorcio, no ha habido reuniones, ni acciones de prevención, ni ningún tipo de gestión, ni siquiera han solicitado la ayuda del Govern o del Consell.

 

La capacidad de inversión en lo que a obra pública se refiere es escasa o prácticamente nula como consecuencia de la total falta de capacitación para gestionar por parte de los actuales gobernantes y muy pocas son las inversiones materializadas a lo largo de estos 2 años

 

La 2ª fase del Cós de Gracia, la calle San José de Mahón, San Gabriel de Sant Climent (obras proyectadas y tramitadas por el anterior gobierno municipal) y obras de saneamiento de Llucmaçanes -pendientes todavía- también con proyecto redactado y con financiación conseguida en el anterior mandato.

 

No Comments

Post A Comment

X