Los menorquines no quieren que un partido como ERC sea su representante en el Senado

Los menorquines no quieren que un partido que quiere romper España y que ha demostrado no tener el más mínimo respeto a la legalidad vigente y a nuestra Constitución como Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) sea su representante en el Senado.

Por este motivo, el Partido Popular reclama a Més per Menorca que abandone el acuerdo de colaboración que mantiene con la formación independentista que tanto daño está haciendo a la convivencia de todos los españoles y que se abstenga de presentar iniciativas a través de esta formación anticonstitucionalista en las Cortes Generales.

Los menorquines nos caracterizamos por ser una sociedad centrada, moderada, civilizada y pacífica, todo lo contrario que las actuaciones impulsadas por los independentistas radicales que tanto daño están haciendo a nuestra convivencia.

Menorca tiene identidad propia dentro de España. No es sucursal ni apéndice de ningún otro territorio y no necesita que partidos de otras comunidades autónomas defiendan sus intereses.

Es evidente que la alianza entre Més y ERC va más allá de una mera colaboración parlamentaria. Se trata de una comunión política de intereses fruto de compartir una estrategia común.

Mes per Menorca y Esquerra Republicana de Cataluña comparten la idea de que Menorca, junto al resto de Baleares, y lo que el pancatalanismo llama de forma equivocada y malintencionada País Valencià y que en realidad es la Comunidad Valenciana, forman parte de los mal llamados Països Catalans.

Afortunadamente, este pensamiento radical es minoritario y testimonial entre la sociedad menorquina.

Hace un flaco favor a los menorquines Mes per Menorca aliándose con tesis rupturistas y de enfrentamiento entre españoles, en lugar de defender los intereses de los menorquines desde las instituciones en las que gobierna.

Aceptar una transferencia de turismo muy mal dotada, que supone perder 2,2 millones de euros en 5 años y que además es regresiva es todo lo contrario que ser nacionalista menorquín.

Ir de la mano, con lazos amarillos en la solapa, haciendo ruedas de prensa con senadores de un partido que desea anexionar Menorca a su idea de ruptura con España es todo lo contrario de ser nacionalista menorquín, más bien indica ser nacionalista catalán.

Més per Menorca anhela repetir la estrategia de ruptura y confrontación que durante décadas han implementado los primero nacionalistas y después independentistas en Cataluña. Por este motivo, le parece insuficiente el decreto del catalán en la sanidad pública y apuesta por intensificar la dictadura lingüística. Es evidente que Més per Menorca quieren replicar el modelo de Cataluña a Baleares.

Es responsabilidad de todos los menorquines denunciar y hacer frente a la manipulación intencionada a la que tratan de someternos.

Es lamentable que un partido que gobierna el Consell Insular de Menorca, y los ayuntamientos de Ciutadella y Ferreries y forma parte de las confluencias y marcas blancas de Podemos que gobiernan Sant Lluís y Mahón mantenga un acuerdo de colaboración con un partido cuya única finalidad es en primer lugar romper España sin importarle las consecuencias que tendrá para los propios catalanes y el resto de españoles para anexionar después Menorca.

Los menorquines estamos orgullosos de nuestra identidad y de nuestra cultura y no queremos ser anexionados por ningún otro territorio.

ERC perjudica los intereses de los menorquines y Més per Menorca contribuye a ello.

En las pasadas elecciones nacionales, los menorquines eligieron a la senadora Juana Francis Pons Vila como su representante en la Cámara Alta. Además, Baleares cuenta con dos senadores autonómicos elegidos por el Parlament.

Es, por lo tanto, totalmente innecesario tramitar iniciativas parlamentarias en el Senado a través de Esquerra Republicana.

Esta alianza es, pues, una decisión política que deja de manifiesto del lado de quién está Més per Menorca, partido que cada día tiene menos de menorquinista y más de catalanista.

No Comments

Post A Comment

X