Las Balears contarán por primera vez con una Ley de Pesca autonómica que da respuesta a las necesidades de los profesionales

Las Islas Baleares no han tenido nunca una Ley de Pesca propia,  porque hoy se sigue aplicando un decreto de 1985 para los pescadores aficionados, mientras que los profesionales trabajan con la normativa estatal y un decreto de pesca submarina del 2003.

 

Gracias a la iniciativa del actual Govern del Partido Popular, y especialmente al interés de la Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente, por primera vez las Baleares contarán con una Ley de Pesca autonómica, que atenderá y solucionará las demandas del sector. Una iniciativa que da respuesta a un compromiso que forma parte del programa de gobierno del PP-Balears.

 

Esta ley surge de la necesidad de dar respuesta a la ordenación de la actividad pesquera en Balears porque había quedado olvidada en la legislación de las islas, y hoy está reglada por una normativa escasa y fragmentada.

 

Este pasado 20 de julio el conseller Gabriel Company reunió a los portavoces de los grupos parlamentarios para explicar los objetivos, el contenido y el estado actual de tramitación de la Ley de Pesca Marítima, Marisqueo y Acuicultura de las Islas Baleares, hoy en fase de anteproyecto.

 

La norma –que será debatida en el Parlament balear durante el próximo periodo de sesiones- regulará la actividad pesquera en las islas en todo su proceso: desde la extracción hasta la comercialización, a partir de la realidad del sector; y también ordenará las competencias entre la administración autonómica y los consells insulars.

 

Incluirá medidas de conservación y gestión de los recursos marinos, con planes de gestión –insulares e interinsulares-, tanto de periodicidad anual como plurianual; y planes de recuperación para especies concretas, así como planes experimentales.

 

De acuerdo con las directivas de la UE, creará los censos para las diferentes modalidades de pesca profesional para garantizar que las barcas de Balears puedan faenar en aguas interiores.

 

Además, refuerza la figura de la reserva marina, instrumento fundamental de la política pesquera balear, con la creación de la Red Balear de Áreas Marinas Protegidas; regula la pesca marítima recreativa; y abre la puerta a que los pescadores puedan complementar la extracción con otras actividades, como el turismo pesquero, una reivindicación histórica del sector.

 

Durante todo el proceso de redacción de la nueva ley son escuchadas y tenidas en cuenta las propuestas y aportaciones de los profesionales del sector, a través de las cofradías de pescadores y sus asociaciones representativas.

 

Cabe destacar que el conseller Company ya se reunió el 8 de febrero con todas las cofradías de pescadores de Balears, a las que informó extensamente y entregó el primer borrador de la norma.

 

La voluntad del Govern balear –compartida y apoyada por el Grupo Parlamentario Popular- consiste en consensuar con todos los agentes implicados el texto de la nueva ley. En estos momentos se están estudiando las alegaciones presentadas durante el plazo de exposición pública, que concluyó el 21 de mayo. Una vez se obtengan los informes y dictámenes preceptivos, se abrirá el trámite parlamentario.

 

El Govern balear y el Grupo Parlamentario Popular han previsto tener aprobada la normativa durante el último trimestre de este año para que entre en vigor a partir del 2013.

 

Cabe recordar que la Comisión de Economía del Parlament ya aprobó, a propuesta del Partido Popular, el pasado 26 de abril una proposición no de ley en la que reclama a la Unión Europea que tenga en cuenta la insularidad y la doble insularidad en el nuevo reglamento de la Política Pesquera Común.

 

Este acuerdo apoya las firmes gestiones realizadas por el Govern balear del PP, que comparte y asume las reivindicaciones del sector pesquero de las islas, tras haber presentado el presidente José Ramón Bauzá diez enmiendas al dictamen de Propuestas legislativas sobre la reforma de la Política Pesquera Común ante el Comité de las Regiones; así como la firme defensa de los intereses de los pescadores de Balears efectuada por el conseller Gabriel Company en la Conferencia Sectorial de Pesca y el Consejo Consultivo de Política Pesquera.

 

Las enmiendas del Govern balear han sido aceptadas y serán incorporadas, lo que permitirá redefinir el concepto de pesca artesanal, con el reconocimiento de las peculiaridades del sector pesquero balear, la valoración del impacto de los costes del hecho insular, y los criterios sobre esloras, desembarco de las capturas y descartes.

 

En definitiva, la buena acción de gobierno del PP-Balears, con el impulso decidido del  conseller Gabriel Company, conseguirá que, por primera vez, el sector pesquero de las Islas cuente con una normativa propia; y que la Unión Europea reconozca nuestras singularidades en la actividad de la pesca.

 

 

Asunción Pons Fullana

Diputada del Grupo Parlamentario Popular

Portavoz en la Comisión de Economía del Parlament balear

 

 

 

X