El caos del área de urbanismo de Ciutadella

El Ayuntamiento de Ciutadella está concediendo las licencias de obras con un retraso de unos cinco meses de media, aunque, bien es verdad, que hay muchos casos que están tardando siete y hasta nueve meses para recibir su licencia. “La situación del área de urbanismo del Ayuntamiento de Ciutadella es de caos total. Que después de un año y medio el concejal de urbanismo José López solo pueda decir que es ‘consciente del problema’, demuestra la falta total de diligencia y de implicación del equipo de izquierdas que mal gobierna nuestro municipio”, ha indicado el portavoz del grupo municipal del PP, Joan Benejam.

 

Es muy preocupante que el responsable de urbanismo se excuse con la falta de personal para justificar su total ineficiencia a la hora de gestionar una de las áreas más importantes del Ayuntamiento. “Parece que no se dan cuenta que los retrasos en la concesión de licencias supone retrasar inversiones y que su dejadez perjudica de forma grave la actividad económica del municipio. Si falta personal, que pongan más personal. Gobiernan para resolver los problemas, no para quejarse de ellos”, ha insistido Benejam.

 

La parálisis del área de urbanismo es la punta del iceberg que viene a ilustrar la incapacidad del equipo de gobierno para gestionar el día a día del municipio. Hay decenas de temas parados: ubicación de los juzgados, quiosco des Born, Teatre des Born, Can Saura, cuevas de Cala Blanca, estación de autobuses, etc. Lo más grave es que tampoco controlan las cuestiones más cotidianas, como es el caso de la concesión de licencias de obras. Más que falta de personal, el principal problema es la falta de una sistemática de trabajo y un seguimiento por parte del concejal encargado de urbanismo.

 

“Solo un ejemplo de esta parálisis: este miércoles en la Junta de gobierno no se aprobará ni una sola licencia de obras. Esto es un hecho insólito que solo hace que confirmar lo que estamos denunciando. Este ayuntamiento está sobrepasado por el día a día. Hay falta de implicación, incapacidad y una dejadez que empieza a ser preocupante”, ha dicho para finalizar Joan Benejam.

 

 

X