La diputada Asunción Pons pide al conseller Martí March que abra el debate sobre el mapa escolar de FP en Menorca a la comunidad educativa

  25 febrero 2020

El Grupo Popular denuncia la actitud prepotente de la Conselleria,  que no atiende a las peticiones de analizar las propuestas posibles con serenidad,  y desde el consenso con la comunidad educativa insular.

La diputada menorquina Asunción Pons reprochó ayer (por hoy martes)al conseller de Educación Martí March la falta de trasparencia y la nula participación que ha dejado a la comunidad educativa a la hora de confeccionar el mapa escolar de la Formación Profesional para Menorca.

 

Asunción Pons se refirió en el Parlament al malestar que la Conselleria ha creado de forma innecesaria tras haber decidido unilateralmente cómo se redistribuye la Formación Profesional en la isla de Menorca. Este es un hecho que ha motivado las quejas de los directores de centros de FP en la zona de levante insular así como también del sindicato Unió Obrera Balear.

Pons adujo declaraciones emanadas del propio Ayuntamiento de Mahón, con el mismo signo político que el Govern balear, en las que se asevera que es “impresdincible que el mapa escolar de FP cuente con la participación y el acuerdo de la comunidad educativa y de las instituciones implicadas”.

 

El talante imperativo y de nulo diálogo del conseller están, de acuerdo con el sentir de la diputada, en el trasfondo de una controversia que se ha generado desde que el conseller decidió concentrar las enseñanzas profesionales en un centro integrado de nueva creación en los antiguos cuarteles de Es Castell.

A ese respecto, hay que hacer constar que el Grupo Popular no cuestiona en absoluto ningún nuevo equipamiento docente para Es Castell, como ha establecido la diputada.

 

El Grupo Popular no entra en la controversia pero sí denuncia la posición incoherente del Govern que predica unos postulados y aplica otras prácticas.

Como ejemplo, la diputada recordó que en el anteproyecto de Ley de Educación hay proclamas sobre autonomía de los centros y participación de la comunidad educativa mientras, por otra parte, el Govern balear ha aplicado drásticos recortes económicos sin previo aviso y penalizado la gestión económica de muchos centros, por un lado, o está pretendiendo resolver de forma unilateral dónde se crean nuevas infraestructuras educativas.

 

Asunción Pons requirió al conseller cuándo piensa abrir la vía de participación, debate y la búsqueda de un acuerdo sobre el proyecto que anima la Conselleria. 

 

 

 

X