La Conselleria de Agricultura del Govern se pone al día y paga ayudas para el campo pendientes desde 2007

Inmediatamente después de haber tomado posesión, el nuevo Govern balear encargó un informe sobre la situación económico-financiera de cada conselleria para conocer con exactitud como había dejado el anterior Govern del Pacte las cuentas de la Comunidad Autónoma.

 

Al mes siguiente, en julio del 2011, obtuvimos esta información. Ya sabíamos que encontraríamos una tesorería sin liquidez, pero no podíamos imaginarnos que las deudas generadas por la mala gestión de aquel Govern ascendieran en conjunto a 6.000 millones de euros entre pagos pendientes a instituciones y proveedores, así como la carga financiera acumulada. En una palabra, nos dejaron una Comunidad arrasada, y unas cuentas públicas en quiebra técnica por haber gastado mucho más de lo que se ingresaba.

 

En el caso del sector primario, apareció en un primer momento una deuda de 9 millones de euros. Esta fue la principal conclusión del informe redactado por el Fogaiba.

 

Pero la situación era mucho más grave, cuando descubrimos que aquel Govern del Pacte se había gastado, en otras actuaciones que nada tienen que ver con el campo, numerosos recursos avanzados por el Ministerio de Agricultura. Eran aportaciones finalistas del Gobierno central para pagar las ayudas agrarias, que fueron desviadas a otros compromisos del Govern del Pacte.

 

O sea, que la Conselleria de Agricultura, Medi Ambient i Territori del nuevo Govern ha tenido que pagar ahora la parte del Ministerio y también la parte de la Comunidad Autónoma, porque el Gobierno de España ya había ingresado el dinero, unas cantidades que, lamentablemente, no habían ido a parar a los payeses, ni a los ganaderos ni a los profesionales del sector primario.

 

La acumulación de expedientes pendientes de tramitación en el Fogaiba y la Conselleria provocaron que la deuda en concepto de pagos al sector primario ascendiera, a mediados de noviembre, a casi 20 millones de euros. Esta deuda iba aumentando a medida que se descubrían los expedientes que el anterior Govern del Pacte había dejado ocultos en mesas y armarios.

 

Durante el último trimestre del 2011 el nuevo Govern pagó las ayudas directas, en concepto de cereales, primas ganaderas, cítricos y olivar, por importe de 19 millones de euros, lo que significa que las Balears se han situado durante el periodo de pago de estas ayudas, en la primera comunidad en cumplir.

 

A partir de diciembre de 2011 realizó los pagos para las líneas del Pla de Desarrollo Rural (PDR), después de haber constatado que había numerosos expedientes pendientes de tramitación y abono correspondientes a 2008, 2009 y 2010, con un importe superior a los diez millones de euros.

 

Durante la última semana de febrero la Conselleria ha suscrito un “confirming” con una entidad bancaria que permitirá pagar 4,5 millones de euros más al sector primario e un plazo no superior a cuatro meses. Estas ayudas no pertenecen al Plan de Desarrrollo Rural, con la circunstancia de que también hemos hallado expedientes pendientes del 2008, 2009 y 2010.

 

Cabe destacar que en la actualidad la Conselleria de Agricultura está en negociaciones para contar con otro contrato de gestión de pagos, con un volumen de 3,5 millones de euros, en concepto de ayudas de los planes Proagro y Proalfa.

 

Por último, las ayudas del Plan de desarrollo Rural para Menorca ascenderán este año a 2,5 millones de euros, y que las aportaciones más importantes van destinadas a jóvenes agricultores (1,9 millones) y Consejo Regulador para la Denominación de Origen del Queso Mahón-Menorca (87.000 euros).

 

También, que los pagos del FEAGA, correspondientes a la Política Agrícola Común del 2012 para Menorca, ascenderán a más de cuatro millones de euros. De esta cantidad, 3,2 millones corresponden al pago único; 562.310 euros al sector lácteo de calidad y ovino; y 140.698 euros para el programa lácteo y bovino.

 

Así pues, la deuda del Govern balear con el sector agrícola-ganadero, que arrastraba pagos pendientes desde 2007, se ha reducido considerablemente, porque la Conselleria hoy paga de manera ordenada y en la medida de lo posible. Esta buena gestión ha permitido normalizar la situación, ponernos al día y que el volumen de deuda no exceda hoy los tres meses desde su reconocimiento administrativo.

 

Son buenas noticias para los payeses, ganaderos, propietarios y profesionales que durante este fin de semana celebran en Alaior la Fira del Camp de Menorca y el Concurs Morfològic de Bestiar Boví Frisó de Menorca.

 

Asunción Pons Fullana

Diputada por Menorca

Portavoz del PP en la Comisión de Economía del Parlament Balear

X