La Comisión de Salud del Parlament insta al Govern a crear en Menorca e Ibiza Unidades Terapéuticas Educativas de Apoyo

El Grupo Parlamentario Popular ha apoyado hoy la implantación y puesta en marcha de una Unidad Terapéutica Educativa de Apoyo en Menorca e Ibiza para ayudar a los jóvenes con trastornos de salud mental con el objetivo de que puedan reintegrarse en la escolarización ordinaria.

 

El Grupo Parlamentario Popular ha votado a favor de una proposición no de ley, presentada por el Grupo Socialista, que ha quedado aprobada por unanimidad con la incorporación de una enmienda in voce del PP al punto número uno de la PNL, por lo que el texto ha quedado aprobado de la siguiente manera:

 

El Parlament de les Illes Balears insta el Govern de les Illes Balears a establir una UTES a Eivissa i una altra a Menorca per tal d’atendre els infants i joves amb trastorn de salut mental, a fi i efecte de millorar la seua integració al sistema educatiu de les Illes Balears, així mateix es vetllarà perquè els professionals formats i preparats puguin garantir aquest servei amb plena eficàcia i regularitat”.

 

La diputada del Grupo Parlamentario Popular, Asunción Pons, ha valorado muy positivamente los resultados obtenidos tras la implantación de una primera Unidad Terapéutica Educativa de Apoyo en el Hospital Son Espases de Mallorca, con la constitución de un equipo interdisciplinar que ofrece servicios de asesoramiento, seguimiento y apoyo a centros docentes y a sus familias.

 

Una unidad piloto que se puso en marcha tras la firma de un convenio en mayo de 2011 por las conselleries d’Educació i Cultura; Salut i Consum; i Afers Socials, y por el Consell Insular de Mallorca a través de l’Institut Mallorquí d’Afers Socials; y que cuenta con un equipo especializado en el que participan profesionales de orientación educativa, maestros, educadores sociales, un psiquiatra, un diplomado universitario de enfermería y trabajadores sociales.

 

Asunción Pons ha destacado el trabajo que ha llevado a cabo la UTES, que “constituye un apoyo global a todo el entorno de los alumnos con trastorno de salud mental” y que permite conseguir los siguientes objetivos:

  • Asesoramiento a familias y profesorado
  • Mejorar la intervención de los profesionales que atienden a estos estudiantes
  • Facilitar su incorporación a la vida ordinaria de los centros y hacer el correspondiente seguimiento
  • Evitar que las patologías de niños y adolescentes (con edades comprendidas entre 5 y 16/17 años) pasen a ser crónicas.

 

Gracias a este convenio, un total de 300 alumnos fueron atendidos durante el pasado año, todos ellos con patología muy grave, según el doctor Jaume Morey Canyelles, psiquiatra y director de l’Institut Balear de Salut Mental de la Infància i l’Adolescència.

 

Cabe destacar que el sector de la población escolar que sufre trastornos mentales graves -con la problemática de conducta asociada- presenta unas dificultades de escolarización que requieren una atención específica y también una adaptación curricular.

 

Esta atención, que tiene que atender de manera efectiva los procesos educativos, sanitarios y sociales, puede garantizar su formación y también sus capacidades personales.

X