La calculadora del diputado Marc Pons

El portavoz de economía del PSOE en el Parlament balear, Marc Pons, ha declarado públicamente que una familia de cuatro personas pagaría 400 euros más al año en virtud del nuevo impuesto sobre envases que gravará con 10 céntimos cada botella de plástico que se utilice.

 

Haciendo unas sencillas divisiones, si los números de Marc Pons fuesen correctos, supondría que una familia de cuatro personas utilizaría, cada día, 11 botellas de plástico. Yo no sé en casa del diputado Marc Pons cuantas botellas de leche se consumen, o cuantas de coca-cola, pero en la mía, con cuatro personas, no consumimos ni de lejos 11 botellas de plástico diariamente. Y dudo que en ninguna familia de Baleares se llegue a las cifras que el diputado Marc Pons maneja.

 

La credibilidad del diputado Marc Pons ya quedó en entredicho después de su paso por la presidencia del Consell insular de Menorca, y ahora se hunde más en su descrédito al utilizar falsedades flagrantes para justificar su crítica a la política del Govern.

 

Visto lo visto, me asombra que el PSOE haya puesto al frente de la portavocía de Economía a alguien que no sabe utilizar una simple calculadora. En todo caso, esta incapacidad explicaría su nefasta gestión al frente del Consell insular de Menorca y nos aclararía las causas del descalabro en las cuentas públicas y la ruina en los bolsillos de los menorquines.

 

Dicho esto, es importante remarcar que el Govern balear está haciendo un esfuerzo titánico por enderezar una nave que iba a la deriva. Este esfuerzo implica tener que devolver 808 millones de euros en 2013 correspondiente a préstamos generados fundamentalmente durante el gobierno de Antich. De hecho, ahora estamos pagando lo que se gastaron en la anterior legislatura y, por tanto, ahora, se dispone de menos recursos para poder dedicar a sanidad y educación. Ello ha obligado al Govern a tener que incrementar impuestos para cuadrar las cuentas. Unos impuestos que tendrán carácter temporal, de forma que se irá rebajando la presión fiscal a medida que las circunstancias económicas mejoren.

 

El dispendio exagerado, el déficit desbocado y el endeudamiento galopante de ayer son los recortes y subidas de impuestos de hoy. Toda acción tiene sus consecuencias y ahora sufrimos en nuestras propias carnes los desmanes de la anterior legislatura.

 

Es evidente que quienes nos gobernaron en la anterior legislatura no sabían utilizar la calculadora. Gastaron más de la cuenta, nos endeudaron hasta las cejas y ahora, ante el desaguisado, critican a quienes están poniendo orden al caos que ellos mismos generaron. Fueron malos gobernantes y ahora son una mala oposición.

 

Antoni Camps Casasnovas

Diputado del Grupo Parlamentario Popular

Portavoz del PP enla Comisiónde Hacienda.

 

X