Jordi López lamenta que el Senado no acepte impulsar el apoyo a los autónomos ni regular las ayudas a zonas turísticas conforme al PIB

El senador menorquín cree que las enmiendas habrían ayudado al rescate de un colectivo muy perjudicado y por otra parte serían también muy beneficiosas para la economía insular altamente dependiente de los ingresos del sector turístico.

 

El senador por Menorca, Jordi López Ravanals, tuvo escasa fortuna en las enmiendas que presentó a la propuesta de desarrollar un plan de reactivación económica para zonas turísticas y que ha visto esta semana la Comisión de Industria, Comercio y Turismo de la Cámara Alta.

Sus aportaciones no han sido atendidas por el Grupo Socialista y el senador lamenta profundamente que el plan de reactivación económica que el Senado intenta impulsar para la Comunidad Balear no contemple de forma específica ayudas directas a los trabajadores autónomos.

Jordi López defendió en comisión que los autónomos  de temporada se han visto especialmente perjudicados económicamente al no haber podido dar de alta sus negocios turísticos al aplazarse el inicio de la campaña como consecuencia del estado de alarma. Esta circunstancia les dejó al margen de las ayudas y ERTES que sí han podido percibir otros colectivos de trabajadores. El senador menorquín ha puesto mucho empeño en poner el foco en un colectivo que en Baleares integran aproximadamente 10.000 pequeños empresarios que se enfrentan ahora a duro invierno.

Otra de las enmiendas del senador que pretendía vincular los planes de reactivación del turismo precisamente al porcentaje que este sector representa dentro del PIB de cada región, ha corrido igual suerte. Jordi López lo lamenta porque considera que desplegar planes de ayuda relacionados directamente con el PIB de cada territorio sin duda resultarían beneficiosos para Menorca y también para el conjunto de Baleares. En esta fórmula identifica el senador una mayor equidad en la asignación de ayudas que deben atender las necesidades de todas las zonas turísticas de España.

El senador ha mostrado su decepción porque las aportaciones que pretendió hacer han sido escuchadas pero no asumidas. “Nos quedamos con las buenas palabras, pero no han movido ni una coma y personalmente lo lamento porque entiendo que eran propuestas razonables y desde luego beneficiosas para Menorca y para el colectivo de autónomos de temporada al que no debemos olvidar”.

X