Intolerable retraso del Govern en el pago a los payeses del Plan de Desarrollo Rural

El Partido Popular de Menorca denuncia el malestar y las quejas de los agricultores y payeses de la Isla por el intolerable retraso en la tramitación y pago de las ayudas del Plan de Desarrollo Rural (PDR). En estos momentos, según ex-plica la secretaria general del PP-Menorca, Asunción Pons, el Govern del Pacte aún está resolviendo las peticiones de la primera convocatoria de 2016, por lo que también falta tramitar los expedientes de la segunda convocatoria de 2016 y los del 2017.

En mayo pasado el PP Menorca ya compartió la preocupación y las críticas manifestadas por Sa Cooperativa del Camp de Menorca y la Federación Agrícola Ganadera de Menorca (FAGME) que denunciaron este inaceptable retraso en el pago de unas ayudas que la Conselleria de Medio Ambiente y Agricultura está demorando cada vez más.

“Dos meses después -explica la secretaria general, Asunción Pons- en lugar de haberse resuelto, se ha agravado por la ineficaz gestión del FOGAIBA, empresa pública del Govern encargada de gestionar y pagar las ayudas para el sector agrícola-ganadero, lo que ocasiona un impacto muy negativo sobre las previsiones contables de los ‘llocs’ de Menorca”.

“Es intolerable -añade- que los payeses se vean perjudicados por la ineficacia, la desorganización y la mala gestión del Govern de izquierdas, incapaz de re-solver los expedientes del sector agrario con agilidad. Una vez más este auto-proclamado ‘Govern de la gent’ da la espalda a los menorquines y los está perjudicando”.

Estos retrasos afectan a tres líneas de ayudas de gran importancia para el campo de Menorca, destinadas a los jóvenes agricultores, nuevas inversiones en explotaciones agrarias, y reposición de la ‘paret seca’.

Ante esta grave situación, que fue denunciada por el Grupo Popular en el pleno del Consell insular celebrado el lunes, el Partido Popular de Menorca ha decidido presentar mociones en los ocho ayuntamientos de la Isla para reclamar y exigir la máxima celeridad en el pago de estas ayudas, concretamente instar al Govern presidido por Francina Armengol (PSOE) con Vicenç Vidal (Més) al frente de la Conselleria de Medio Ambiente y Agricultura, a no retrasar más el pago.

“El PP Menorca manifiesta que el gobierno de izquierdas del Consell insular debe mostrarse mucho más reivindicativo ante el Govern del Pacte y apoyar las reclamaciones del sector agrícola-ganadero menorquín, en lugar de darle la espalda y desoír sus protestas, como hizo el conseller Javier Ares en el pleno del lunes cuando aceptó y justificó el cierre de las estas líneas de ayuda, incluidas en el PDR 2014-2020 para jóvenes agricultores, nuevas inversiones y ‘paret seca’”, afirma la secretaria general, Asunción Pons.

Reapertura de las ayudas del PDR
Al mismo tiempo, el Partido Popular de Menorca exige al Govern del Pacte, en la moción que registra en los ocho municipios, la reapertura de estas tres líneas de ayuda que, sin aviso previo, cerró hasta enero de 2019, lo que “constituye un despropósito y el colmo de la mala gestión política de la Conselleria de Medio Ambiente y Agricultura”.

“Inexplicablemente -expone la secretaria general, Asunción Pons- este Govern cerró el 1 de julio y hasta enero del próximo año, sin ninguna comunicación, la presentación y admisión de nuevas solicitudes para acogerse a estas líneas de ayudas del PDR, con la excusa de tramitar los expedientes pendientes, muchos de ellos con retrasos que superan los 18 meses, y que llegan a tardar dos años desde el registro de la petición a su aprobación”.

Señala que “si es preciso, debe incrementarse la dotación presupuestaria, pero lo más urgente e importante es acelerar y agilizar la tramitación de las ayudas y no demorar más el pago a los agricultores y ganaderos que están esperando desde el 2016. Lo más grave es el cierre de las solicitudes se repite por segundo año consecutivo, cuando lo habitual era con el anterior Govern del Partido Popular que se pudieran presentar durante todo el año”.

Es muy grave que esta situación se produzca en una época de consolidación fiscal, como queda demostrado con un superávit en las cuentas de 2017 de la Comunidad Autónomo de 144 millones de euros y 1.350 millones más en ingresos no financieros que el pasado mandato.

No Comments

Post A Comment

X