Expliquen sus deudas, gracias

Desde la entrada de nuevos gobiernos en las instituciones estamos observando como día sí y otro también salen facturas sin pagar, deudas pendientes y compromisos verbales con entidades y colectivos que no tenían ninguna partida y que sólo obedecían a compromisos electorales.

La verdad es que peor herencia no podíamos tener, el Consell Insular como todos sabíamos gastaba muchísimo más de lo que ingresaba, como muestra de ello tiene una deuda con los bancos de más de 40 millones de euros y debe 14 millones de euros a proveedores, ayuntamientos y consorcios. Entre los ayuntamientos, en el de Mahón la herencia de los gobiernos socialistas hace que debamos cerca de 36 millones de euros y con escasa capacidad para solicitar más crédito. Y en el caso del Govern es sangrante, con 5.587 millones de euros y debiendo más de 1.000 millones a proveedores. Por si eso fuera poco, ahora nos tocará saber lo que nos ha ocultado ZP a nivel nacional.

Pues bien, esta es la oscura realidad que los gobiernos de izquierda han escondido durante  todo este tiempo a los ciudadanos.

¿Y la oposicón actual qué dice? pues que subamos los impuestos o que nos pongamos a gobernar.

Desde luego lo que seguro que no se hará será exprimir más a los ciudadanos y evidentemente lo que se está haciendo desde el primer minuto es gobernar, justo lo contrario de lo que hemos visto hasta ahora.

La sociedad es y debe ser consciente de esta situación y la receta de los gobiernos del Partido Popular será la austeridad, sin recortar un solo euro en sanidad y educación.

La propuesta del Govern Balear pasa por un plan de saneamiento que permitirá un ahorro de 380 millones de euros basado en la reducción de la estructura administrativa, empresas públicas y supresión de subvenciones irrelevantes en los tiempos que corren.

Por último, creo que a esta difícil situación, originada por unos nefastos gobernantes, sólo cabe una salida, gestionar mejor los recursos económicos por parte de las administraciones y crear confianza entre los generadores reales de puestos de trabajos, que no son otros, que la iniciativa privada.

Ahora, en mi opinión, sí deberían explicar los que se han ido por qué nos disfrazaban una realidad económica cuando se está demostrando que tenemos la peor situación económica de la historia de nuestras islas.

X