Es Castell ya tiene agua potable

La nueva planta desnitrificadora entrará en funcionamiento esta semana para suministrar agua potable con todas las garantías sanitarias a un total de 6.000 habitantes del núcleo urbano de Es Castell y las urbanizaciones de Son Vilar, Sol del Este y Santa Ana.

 

Se trata de un proyecto impulsado por el Consell Insular de Menorca y el Ayuntamiento des Castell durante el pasado mandato, a través del programa Leader. La obra se adjudicó el 5 de junio de 2015 a la empresa Antonio Gomila S.A. por un importe de 550.550 euros pero el coste definitivo de la actuación ha sido de 610.000 euros, debido a pequeñas modificaciones técnicas posteriores.

 

El rechazo de la planta es de sólo un 7% y se ha optimizado el rendimiento para que sea sostenible medioambientalmente. A día de hoy, la acumulación de nitratos es de entre 40 y 45 miligramos por litro, cuando el máximo permitido para considerar el agua como potable es de 50 miligramos por litro.

 

El proyecto se ha demorado un año en el que se han llevado a cabo varias pruebas y controles con el objetivo de garantizar que la planta funciona correctamente y que el agua es apta para el consumo humano. Cabe mencionar que se disponía de una autorización provisional de funcionamiento desde hace unos dos meses y la Conselleria de Sanitat ha sido el organismo competente que ha otorgado el permiso definitivo.

 

La nueva planta tiene capacidad suficiente para incrementar el suministro de agua a medida que se vayan desarrollando, en los próximos años, las infraestructuras de saneamiento y agua potable de las urbanizaciones Noria Riera (30 viviendas), Cala Sant Esteve (70 viviendas) y Trebalúger (300 viviendas). De hecho, el Ayuntamiento ya tiene presupuestado para el año que viene el proyecto de Noria Riera.

 

Los problemas de acumulación de nitratos en el agua en Es Castell se remontan al año 2006. Diez años después se ha conseguido revertir la situación.

X