El PSOE está completamente fuera de juego

El diputado del PP en el Parlamento Balear, Antoni Camps, cree que la visita de la diputada mallorquina del PSOE Francina Armengol a Menorca responde a una cuestión clara: Marc Pons está fuera de juego y deja en manos de Armengol las riendas de la oposición en Menorca.

“Cualquier persona con un mínimo sentido del ridículo permanecería callada después de haber protagonizado la mayor catástrofe económica jamás conocida en Baleares. Sin embargo, Francina Armengol, ajena a la realidad, como si no fuera con ella, se atreve a criticar a aquellos que intentan levantar la peor herencia que ningún gobernante haya recibido jamás, en toda la historia de nuestras islas”, ha asegurado el diputado Antoni Camps.

Es importante recordar que el Govern de José Ramón Bauzá se ha encontrado con unas cifras de endeudamiento inéditas en la comunidad. En apenas cuatro años la deuda con entidades financieras se ha duplicado, incrementándose en más de 2.000 millones de euros. Se ha encontrado, aparte de las deudas bancarias, con más de 1.100 millones de facturas pendientes de pago y sin un euro con que pagar. El déficit presupuestario ha aumentado desaforadamente. El año 2010, por poner un ejemplo, se gastaron más de 1.000 millones de euros por encima de lo que se ingresó. A 30 de junio de 2011, en sólo medio año, el déficit ya era de más de 500 millones de euros.

“No nos pueden dar lecciones de nada aquellos que han llevado a la quiebra las cuentas de la comunidad y de las instituciones donde han gobernado. Y menos lecciones puede dar Francina Armengol que convirtió el Consell de Mallorca en su cortijo particular, gastando a manos llenas y regalando subvenciones a sus amigos y colectivos afines”, ha seguido diciendo Antoni Camps.

Cabe recordar que el último informe de la Sindicatura de Cuentas ha detectado que el 79% de las subvenciones concedidas por Armengol en el  Consell de Mallorca en 2008 fueron a dedo, sin libre concurrencia.

Francina Armengol, por otro lado, acusa al Partido Popular de “perdonar” al Gobierno Central la llegada de 715 millones de euros. Esta afirmación es absolutamente falsa, pues el Govern sigue reclamando lo que se les debe y, en cambio, es el gobierno socialista de Zapatero quien se niega a pagar.

“Francina Armengol es una mentirosa compulsiva. Miente más que habla. El Govern de Bauzá no ha dejado, ni dejará, de reclamar los 240 millones del fondo de competitividad y cuanto dinero le adeude el Gobierno de Zapatero. Pero en este caso, lo que importa destacar es que quien no nos quiere pagar lo que nos debe es Rodríguez Zapatero. Zapatero nos negó el Fondo de Competitividad, con el beneplácito de Rubalcaba. Si Zapatero pagase lo que nos adeuda, podríamos pagar a las asociaciones de discapacitados, a las farmacias, a las agencias de viaje, los desplazamientos de enfermos, etc. Zapatero y Rubalcaba nos han marginado durante cuatro años. Y ahora, sin ningún rubor, vendrán a pedir el voto. Se les debería caer la cara de vergüenza, a ellos y a Francina Armengol que, seguramente, los acompañará repartiendo claveles por las calles de Palma”, ha remachado Camps.

Sorprende también que Francina Armengol acuse al govern de Bauzá de ahogar al Consell de Menorca cuando el Govern de Francesc Antich destinó el Fondo de Cooperación Local, 16,7 millones de euros, a amortizar deuda, dejando a los ayuntamientos y entidades locales sin una de sus principales fuentes de financianción.

“Los que nos han ahogado a todos, dejando las arcas vacías, sin liquidez, con deudas multimillonarias, ahora nos acusan de ahogar al Consell de Menorca. Es de risa escuchar las estupideces de una gente que, por vergüenza torera, deberían haber dimitido de sus cargos y pedido perdón a los ciudadanos por su negligente gestión al frente de las distintas administraciones donde han gobernado”, insiste Antoni Camps.

Por otro lado Camps ha querido también destacar la escasa talla de Marc Pons, cuyo papel está cada vez más desdibujado y cuyo peso político es cada vez menor.

“Supongo que desde Palma se habrán puesto nerviosos al ver que en Menorca el PSOE está cada vez más hundido y sin un rumbo claro. Me parece humillante que tengan que venir de  Palma a hacer oposición al Consell de Menorca. La presencia de Francina Armengol, que ha venido a poner orden a las filas socialistas, demuestra el escaso liderazgo de Marc Pons entre los suyos. Marc Pons se ha convertido en una estatua de cera, en una figura decorativa que ya está amortizada”, ha dicho para concluir Antoni Camps.

X