El PSM-Ciutadella, en lugar de gobernar sigue instalado en la oposición

El Partido Popular denuncia, lamenta y rechaza las formas que vienen utilizando en los plenos municipales, de forma reiterada, la alcaldesa Joana Gomila y su primer teniente de alcalde, Josep Juaneda, ambos del PSM, para descalificar, menospreciar y faltar el respeto institucional a los grupos de la oposición.
Consideramos totalmente improcedentes, en el ámbito de las relaciones institucionales, tanto las formas como las expresiones que utilizan, demostrando total ausencia de fair play y una triste mala educación.
El último pleno, celebrado el jueves 15 de febrero, colmó el vaso de nuestra paciencia cuando en varias ocasiones la alcaldesa Gomila calificó de “impresentables” las preguntas formuladas por el Grupo Municipal del PP-Ciutadella, cuando estaba ejerciendo su labor de oposición y de control de una acción de gobierno que se caracteriza por su ineficacia y descoordinación.
Formulamos una preguntas al concejal Joan Salord, después de haber trascendido que el sindicato COOO ha denunciado al Ayuntamiento de Ciutadella por no negociar con la Policía Local y afirmar este concejal, en declaraciones al diario “Menorca”, que “no puede asumir todas las mesas de negociación a las que se comprometió al inicio del mandato por falta de tiempo” y reconocer que “no hemos convocado las mesas que tocaban porque no damos abasto, vamos saturados”.
O sea, incapacidad y falta de dedicación, lo que provoca denuncias y una mala gestión del actual equipo de gobierno. Agradecemos la sinceridad del Sr. Salord, pero o bien debe renunciar al no desempeñar las funciones encomendadas, o la alcaldesa debe actuar rápidamente con una reestructuración de las áreas, sobre todo, para solucionar los numerosos problemas que se acumulan en el departamento de Personal, que no convoca en tiempo y formas las mesas negociadoras y paritarias. Si el mismo concejal delegado admite públicamente que “no da abasto”, mucha irresponsabilidad demuestra la alcaldesa al no reaccionar, y encima, pretende “matar al mensajero” descalificando las preguntas del PP-Ciutadella.
Cada concejal del equipo de gobierno debe desempeñar con agilidad, rigor y eficacia las delegaciones que ha asumido. Constituye una irresponsabilidad y un grave error político pretender seguir como si no pasara nada, porque demuestra negligencia y un equipo de gobierno que no sabe ni gestionar ni gobernar Ciutadella.
Recordamos que durante el anterior mandato, Ramón Sampol, alcalde del PP, a pesar de tener reconocida la misma asignación que el concejal del PSOE Joan Salord, realizaba todas las horas que fueran necesarias para ejercer sus funciones, o, como otros concejales que con “media dedicación” acudían cada día al Ayuntamiento a primera hora de la mañana para dar respuesta al ciudadano y solucionar problemas.
En anterior mandato, cuando la entonces concejal del PSM la oposición Joana Gomila, hoy alcaldesa, preguntaba en los plenos al PP -que desempeñaba el gobierno- por cuestiones similares, y contestábamos que faltaba personal en determinadas, su respuesta era siempre: “esto no son excusas”, pero ahora que es ella quien gobierna, no admite preguntas; las califica de “impresentables”, con lo que se descalifica a sí misma; y no afronta ni arregla el caos en el área de Personal, con un concejal saturado y que “no da abasto”.
A Joana Gomila, tan acostumbrada a exigir y reclamar desde la oposición, ahora que tiene responsabilidades de gobierno, le parece mal todo lo que la oposición plantea, solicita, propone y lleva al pleno: si contestamos a través de los periódicos “malament”; cualquier propuesta, incluso dedicar una sala de Can Saura al artista pintor Pepe Torrent Vivó, que fue aprobada por unanimidad, “malament”; si pedimos una reasignación de delegaciones o la dimisión de un concejal que no cumple sus funciones, “malament” y encima somos unos “impresentables”. O sea, el PSM puede ejercer la oposición, pero el PP no puede hacer, presentar ni decir nada.
Denunciamos y lamentamos las formas despectivas e inadecuadas que utiliza en los plenos el primer teniente de alcalde, Josep Juaneda, que ha llegado, en el colmo de la mala educación, a afirmar, refiriéndose a la oposición: “voleu fer lo que vos passa per allà”.
El PP-Ciutadella considera impresentable que se nos llame mentirosos sin demostrarlo; los impresentables son quienes se ríen de los otros concejales cuando intervienen; son impresentables las faltas de respeto que recibimos cuando ejercemos nuestra función de oposición; es impresentable que no solucionen los problemas de Ciutadella; impresentable y lamentable el estado de las calles, el Teatro des Born cerrado, la calle Mallorca en estado de obras permanentes; prohibición al alquiler turístico y es impresentable un equipo de gobierno dividido y enfrentado que no sabe defender los intereses municipales de Ciutadella.

X