El PP Menorca prioriza la seguridad en la carretera y se compromete a suprimir los giros a la izquierda

La supresión de los giros a la izquierda es necesaria para garantizar la seguridad del tráfico rodado en la carretera general, lo que constituye una prioridad para el Partido Popular de Menorca, según afirma la secretaria general, Asunción Pons.

 

Añade que “los riesgos para los conductores y los peligros que ocasionan estos ‘puntos negros’ de la red viaria menorquina, como son el desvío de la Argentina, en el tramo Mahón-Alaior; y el cruce de Es Migjorn Gran, en el tramo entre Alaior y Es Mercadal, exigen aplicar esta medida”.

 

El Partido Popular defiende “el rediseño de estos puntos conflictivos de la carretera, donde ya se han registrado numerosos accidentes, algunos con el resultado de víctimas morales, para eliminar los carriles centrales y estos giros a la izquierda”. La secretaria general señala que “propician los impactos frontales y las colisiones por alcance cuando los vehículos cruzan la carretera durante las maniobras de incorporación o bien al quedar parados en mitad de la calzada, lo que incrementa el riesgo de siniestros”.

 

Asunción Pons declara que “tal como acaba de advertir el equipo de gobierno de Alaior, constituye un grave error mantener el carril central frente a la Argentina porque vulnera las medidas de seguridad, favorece nuevos accidentes e implica malgastar dos millones de euros; una cantidad que debería dedicarse precisamente a la supresión de los giros a la izquierda, no a mantenerlos en una obra pública destinada a modernizar y mejorar la carretera general de Menorca”.

 

En el pleno del Consell de día 24 de abril fue rechazada por PSOE, Més per Menorca y Podemos una moción del Partido Popular, defendida por Santiago Tadeo, en la que solicitó que el proyecto de la carretera general no se permitieran los giros a la izquierda a través de carriles centrales donde ya se hayan registrado accidentes graves, dicha moción no prosperó.

 

En septiembre de 2016 el Grupo Popular ya interpeló al conseller de Movilidad sobre las obras de la carretera general en el tramo Mahón-Alaior. Asunción Pons denuncia que el actual gobierno tripartito paralizó estas obras y después rescindió el contrato. Una decisión política que va en contra de los criterios técnicos de los ingenieros que priorizaban la seguridad en carretera.

 

El Grupo Popular cuestiona el informe -encargado a una empresa externa- que se utilizó para rescindir el contrato, no así su contenido ni a quien lo suscribía. Una duda que a día de hoy persiste porque PSOE, Més per Menorca y Podemos se han negado a dar una respuesta.

 

Dice el informe: “Finalmente, remarcar de nuevo, como ya hemos dicho en las condiciones preliminares, la conveniencia de que los aspectos técnicos de este informe, sean confirmados por técnicos competentes en la materia, diferentes a los agentes implicados en la ejecución de la obra”. ¿Esta conveniencia se ha tenido en cuenta?, pregunta el Partido Popular de Menorca.

 

“La actuación de la izquierda para el enlace de la Argentina responde a una decisión política, que fue adoptada hace ya tiempo, a pesar de su elevado coste económico que pagarán todos los menorquines y a pesar de no garantizar la seguridad de la circulación rodada en la carretera”, declara la secretaria general del PP Menorca.

 

 

X