El PP lamenta la improvisación del Govern al proponer un instituto de FP para el cuartel Conde de Cifuentes de Es Castell

La Junta Local de Es Castell ya advirtió de la precipitación y la
falta de consenso en la presentación de proyectos sin estudios
ni cuantificación.
El PP-Local pide que se abra un proceso nuevo para buscar el
mejor uso posible para el cuartel Conde de Cifuentes
La presidenta del PP y portavoz en el Consell, Misericordia
Sugrañes  destaca que nuevamente se producen disonancias
entre los grupos de izquierdas aliados en el gobierno.

El Partido Popular de Menorca denuncia y lamenta la
improvisación y la descoordinación del Govern balear a la hora de plantear nuevos
proyectos de inversión.
Todavía no se cumple un mes desde que la presidenta del Govern, Francina Armengol,
tres consellers del Ejecutivo regional –Marc Pons, Fina Santiago y Martí March,
acompañados por la presidenta del Consell, Susana Mora, presentaron en una misma
jornada un repertorio de proyectos para el municipio de Es Castell.
La presentación fue intensiva y precipitada hasta el punto de ser intempestiva. Sin ni
siquiera un boceto, sin ningún cálculo económico ni estudios técnicos, ninguna
concreción se expusieron proyectos para la construcción de un parque de 50 viviendas
VPO, una residencia geriátrica y un instituto de FP, que debía alojarse en el cuartel
Conde de Cifuentes, de titularidad compartida entre el Govern y el Consell de Menorca.
Fue una presentación agolpada en la que en un mismo acto y sin previo aviso se
exponían los proyectos al Consistorio, a la prensa y a las entidades ciudadanas.
El Grupo Popular de Es Castell y la Junta Local denunciaron ya entonces el aire de
improvisación, la inconcreción de los proyectos y hasta la imposición unilateral de los

mismos por cuanto no habían sido consultados con las entidades del pueblo ni con la
comunidad educativa local.
El Govern balear se ve ahora cuestionado por el proyecto de Instituto de FP en Es
Castell puesto que el sector docente y específicamente los directores de los institutos
de la zona de levante, desaconsejan la ubicación y prefieren ampliar y dotar de nuevas
especialidades al instituto Pasqual Calbó, que es heredero y continuador de la antigua
Maestría.
El Govern conocía ya estas reticencias y sin embargo siguió adelante en la
presentación de los planes de futuro, con unas prisas inusitadas e inexplicables.
Ahora, el manifiesto de los directores de instituto vuelve a poner sobre la mesa esta
cuestión de manera que probablemente el Govern va a tener que desdecirse y cambiar
de planes.
El Partido Popular considera inadecuada, improvisada y atolondrada la decisión que se
anunció a bombo y platillo. Pero además considera una torpeza mayúscula levantar
unas expectativas que ni siquiera el pueblo había solicitado.
Es un bochorno para el Govern balear aterrizar con actuaciones tan peregrinas y tan
mal calculadas, sólo para tratar de llenar de contenido las antiguas dependencias
militares, aptas para otros usos.
El PP de Es Castell solicita, respecto al resto de iniciativas, sosiego, serenidad y en
todo caso la búsqueda de consenso con las entidades del pueblo y con todo el
Consistorio en la reordenación de servicios e infraestructuras. En síntesis, que se
reedite la unanimidad con la que se actuó para la adquisición de las antiguas
dependencias militares.
Por su parte, la portavoz del Grupo Popular, Misericordia Sugrañes, ha destacado las
contradicciones que una vez más asoman entre los socios de Gobierno en el Consell
de Menorca y las diferencias de criterio entre consellers y diputados.
El respaldo de los diputados de Més per Menorca a la postura de los directores de
instituto, o bien difiere del apoyo que dio el conseller de Més per Menorca al instituto de
Es Castell o bien inclinará, modificando, la opinión de Miquel Àngel Maria, hacia esa
posición. En ese caso sería contraria a la que defiende el Govern y la presidencia del
Consell de Menorca.

X