El PP explica que las reformas en la Sanidad pública garantizan un sistema de calidad gratuito y universal

La diputada del Grupo Parlamentario Popular, Asunción Pons, ha defendido hoy la importancia de todas las medidas e iniciativas en materia de salud pública aprobadas por el Gobierno de Rajoy que han ido dirigidas, desde el primer día, a garantizar tres grandes objetivos: la sostenibilidad y la continuidad del sistema, preservar los derechos de los ciudadanos para una buena y eficaz atención sanitaria, con unos servicios modernos y eficaces, y la cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud.

 

Asunción Pons ha explicado que éstos son precisamente los objetivos del Real decreto Ley 16/2012, de día 20 de abril, aprobado por el Gobierno de España, tal como ya expresa su propia denominación: “Medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud, y mejorar la calidad y la seguridad de sus prestaciones”.

 

Durante la comisión de Salud del Parlamento Balear, el Grupo Parlamentario Popular ha rechazado una Proposición No de Ley presentada por el PSM contra el Real decreto Ley 16/2012 al considerar “sus planteamientos erróneos, que demuestran desconocimiento de la realidad, y que no tienen en cuenta la necesidad de aportar los recursos imprescindibles para el buen funcionamiento del sistema sanitario público”.

 

La diputada menorquina ha asegurado que “el Decreto Ley Sanitario que hoy pretende rechazar el PSM forma parte de un paquete de medidas que ha aprobado el PP para solucionar la gravísima situación en la que el PSOE dejó la sanidad pública, con una deuda de 16.000 millones de euros que ponía en riesgo de quiebra el conjunto de la salud pública, fruto de una irresponsable gestión”.

 

Asunción Pons ha recordado que la primera medida del ejecutivo de Rajoy, dentro del paquete de reformas para mantener la gratuidad y universalidad de la sanidad, fue la de garantizar el suministro de los medicamentos, pagando las facturas pendientes a los proveedores, en total más de 12.200 millones de euros.

 

La diputada menorquina ha hecho referencia a la modificación de la participación en el pago de los medicamentos, que ha supuesto una reducción del gasto farmacéutico de un 24%, por primera vez los envases de los antibióticos se adaptan a la duración del tratamiento para frenar el derroche de los medicamentos, la compra centralizada de vacunas supone un ahorro de más de 31 millones de euros en dos años, y se ha intensificado la regulación para detectar y frenar los abusos en el sistema sanitario. “Gracias a esta tarea, se han detectado más de 150.000 tarjetas sanitarias de personas que habían muerto, y que se continuaban empleando. También se ha advertido la existencia de 800.000 personas que constaban como beneficiarias otros ciudadanos, de manera irregular”.

 

Ha destacado que se han adoptado decisiones para evitar los graves perjuicios y sobrecostes que provocaba el llamado ‘turismo sanitario’, con un gran número de personas que venían expresamente a España para ser atendidas e intervenidas quirúrgicamente en la sanidad pública.

 

Asunción Pons ha valorado muy positivamente los resultados obtenidos con el Real decreto que, “sorprendentemente, para ustedes constituye un retroceso, cuando el PP puede argumentar que constituye una garantía de presente y futuro para mantener la sanidad pública”.

 

La parlamentaria menorquina recuerda que esta reforma es fruto de un gran acuerdo entre el Gobierno de España y las comunidades autónomas, puesto que “había que actuar y tomar medidas valientes, y así lo ha hecho el Gobierno del Partido Popular”.

X