El PP de Sant Lluís pedirá al gobierno municipal que reconsidere su decisión y opte a bandera azul

La portavoz del grupo, Loles Tronch, pedirá al equipo de gobierno los informes técnicos que supuestamente avalan el desistimiento a seguir solicitando el distintivo de calidad ambiental y de los servicios en playas.

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Sant Lluís pedirá al equipo de gobierno que reconsidere la posibilidad de seguir optando un año más a las banderas azules por la calidad ambiental y de los servicios en playas que ha venido luciendo en Binibeca y Punta prima desde 2013al poder acreditar el cumplimiento de todos los parámetros que exige la entidad ADEAC (Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor).

La portavoz Loles Tronch desconfía de las excusas que ha puesto el equipo de gobierno después de que trascendiera su decisión.

“Es muy extraño —ha dicho— que a Sant Lluís le cancelaran a mitad de verano las banderas azules por el hecho de estar cumpliendo con las lógicas normas sanitarias de prevención  desplegadas por la pandemia: cierre de cuartos de baño públicos y supresión de duchas y lavapies. Es muy extraño –insiste–  porque nada de eso pasó en otros muchos municipios quetienen ese mismo distintivo y que adoptaron idénticas medidas de precaución.

Ante las dudas, el Grupo municipal y las suspicacias de que las explicaciones dadas no son sino un pretextocreado a posteriori para excusar una decisión controvertida y desafortunada, el Grupo Popular de Sant Lluís solicitará el informe elaborado por el coordinador de playas  que esgrimió la concejala de Medio Ambiente a la hora de proponer al equipo de gobierno que renuncie a las banderas azules en la próxima temporada. Hay que recordar que el acuerdo se adoptó, en todo caso, por unanimidad de los miembros de la comisión de gobierno.

Con independencia de lo que diga el informe, el Grupo Popular considera un despropósito romper con la continuidad en la obtención de este distintivo que las playas de Binibeca y Punta Prima han obtenido, con esfuerzo, desde 2013. Loles Tronch se ha referido al compromiso que el municipio tiene con el título de Reserva de Biosfera y también ha recordado que las aguas del término de Sant Lluís tienen la primera reserva marina (precisamente frente a Punta Prima) que se creó en Menorca, la reserva marina de la Illa del Aire.  

Los populares creen que hay que mantener una línea de coherencia. Creado en 1987, Año Europeo del Medio Ambiente, el distintivo de bandera azul pretende estimular el cumplimiento de la Directiva de Calidad de Aguas de Baño Comunitarias. A partir del año 2000 este símbolo se extendió a todo el mundo y hoy en día goza de reconocimiento internacional.

La calidad del agua, las acciones de compromiso y educación ambiental, el cuidado del entorno y servicios de seguridad y accesos a las playas son los principales parámetros que evalúa AEAC para otorgar este símbolo, que cuenta con reconocimiento internacional.

El importe de realizar las auditorias ambientales es mínimo e irrisorio (450 euros más iva por playa) y puesto que la AEAC es un organismo riguroso e independiente, gozar de bandera azul es una garantía y un atractivo para los usuarios, además de una promoción indirecta del término municipal cuando figura en el listado de los puntos del litoral que cumplen los requisitos, ha recordado la portavoz.

No se entiende esa primera y precipitada decisión, comenta Loles Tronch, y por ello el Grupo Popular asegura que el Ayuntamiento está a tiempo de reconsiderar el acuerdo adoptado, de seguir aprovechando el mucho trabajo que ya se ha realizado en los últimos años y hacer rendir todas esas inversiones en socorrismo, limpieza de playas, cuidado del entorno, dispensadores de ceniceros, eliminación de barreras físicas de acceso a la playa y al baño,  etcétera…

No tiene sentido, remata Tronch, escatimar ahora 450 euros por playa, cuando además indican que van a seguir invirtiéndolos en medio ambiente.

A continuación, adjuntamos el texto literal de la propuesta que aprobó la junta de gobierno, donde pueden comprobarse en qué términos exactos se adoptó el acuerdo.

 

X