El PP de Mahón pide a Tur que deje de mentir y asuma su responsabilidad

El PP de Mahón ha criticado la actitud cobarde y demagógica del exalcalde y dirigente socialista, Vicenç Tur, tras sus declaraciones en los medios de comunicación.

 

El presidente de la Junta Local del PP de Mahón, Simón Gornés, considera que el comunicado emitido por el PSOE criticando las medidas que se han llevado a cabo en el ayuntamiento de Mahón durante el primer año de mandato, no es más que “abundante retórica, sobrada literatura y bastante fábula”.

 

Gornés ha defendido que en un año de gestión del gobierno del PP, Mahón muestra una ciudad más aseada y más agradable para el ciudadano, con una calle emblemática como el carrer de ses Moreres peatonalizada. “Es una prueba de decisión valiente que el PSOE anunció en 2005 y, sin embargo, nunca se atrevió a llevarla a cabo”.

 

Ha afirmado que lo mismo se prevé para el puerto, “la actitud pusilánime de Vicenç Tur impidió llevar adelante una experiencia de restricción del tráfico y ahora teme que la valentía y coherencia con la que lo ha planteado el PP obtenga buenos resultados”.

 

Simón Gornés asegura que no hay ningún caos. “Tur y Borràs han llevado la exageración a la hipérbole, quizás porque pisan poco la calle”. Recuerda que Mahón es hoy más accesible que nunca y los barrios están hoy mejor conectados. “Con menos propaganda y menos uso de los discursos de moda, la circulación es más fluida y los peatones han ganado espacio y tranquilidad”. Ha destacado que el programa de movilidad, de inmediata aplicación, propiciará la rotación de vehículos en los estacionamientos públicos, se facilitará así el aparcamiento y, por tanto, el acceso a cualquier punto de la ciudad.

 

El presidente de la Junta Local del PP de Mahón acusa a Tur de mentir reiteradamente con la subida del IBI. Asegura que el PP ha bajado este impuesto en un año más que en los tres de su mandato de alcalde y más que en todos los anteriores. “No se trata de una valoración, sino de números contrastados. Quizás su mala conciencia le obliga a repetir la mentira una y otra vez. Al campeón del IBI tenemos que recordarle que en la última revisión catastral socialista se permitieron subidas de hasta el 400 por ciento”. Tal y como afirma Gornés, el Ayuntamiento ha bajado el tipo aplicable en cinco décimas que, en la práctica, congela el recibo pero no puede evitar subidas en inmuebles que sufrieron porcentajes de revisión tan elevados.

 

“En el colmo de la hipocresía, ambos personajes acompañados por otros ilustres gestores manirrotos lucían posado en la manifestación sindical y ciudadana de la semana pasada contra la política de austeridad del Gobierno Rajoy. Esas medidas constituyen el único antídoto posible a la situación hallada, creada, entre otros, por los citados, ambos con una experiencia mínima de dos mandatos en la administración pública. Un ciudadano al ver la fotografía de éstos entre los manifestantes lo explicaba de forma precisa: es como pegar una paliza a uno y consolarle luego mientras le acompaña al hospital”, ha dicho Gornés.

 

Simón Gornés ha querido poner de manifiesto alguno de los “logros” de Tur en su primer año como alcalde.

 

–         Inauguró el paseo de s’Hort des Frares después de ocho años de ejecución del proyecto,

–         Anunció que el Govern y la Felib iniciaban el proceso de la “tercera

descentralización” y “nunca más se supo”.

–         La nueva zona urbana de Santiago perdió su única licencia, anunció la nueva estación marítima del Cós Nou –de la mano del socialista Francesc Triay- para 2010 y “salía en la foto junto con otros ilustres del desaguisado. Marc Pons y Joana Barceló”.

–         Anunció 300.000 euros para el mantenimiento y mejora del Polígono y, como en otras ocasiones, “nunca más se supo”.

–         A los cuatro meses de alcalde, firmó el cese del interventor, “una decisión que nos ha costado más de 150.000 euros a los mahoneses”. “Alguien que ha metido la pata de manera tan onerosa para los ciudadanos que representa, debería haber aprendido a ser prudente antes de que los ciudadanos le reclamen a él y a sus compañeros de gobierno que devuelvan el dinero”.

–         A los ocho meses como alcalde, anunció la construcción del ascensor del puerto para la siguiente primavera. “Aún lo estamos esperando” aunque, salvo nuevas sorpresas, el PP lo habrá construido en prácticamente su primer año de mandato.

–         Se negó a rebajar los sueldos de los cargos electos. Este ayuntamiento lo ha hecho ya en su primer año de gobierno.

–         Cerró su mandato, “construido a golpe de entrevistas superficiales y anuncios incumplidos”, sin aprobar el Plan General de Ordenación Urbana, después de ocho años de trámite. El PP lo aprobó en seis meses.

–         En su primer año gastó 9,5 millones más de lo previsto y destinó el 68 por ciento del presupuesto a gasto corriente.

–         Tur llegó a la alcaldía con 24 millones de euros de deuda a largo plazo y lo dejó en 27, es decir un millón por año. De haber seguido como alcalde y haber mantenido esa progresión, este ayuntamiento rozaría la quiebra. “El instinto ciudadano, sabio, lo evitó en mayo del año pasado y provocó la reacción de desprecio descarado del propio exalcalde socialista a los votantes”.

 

Simón Gornés considera que estos datos obligarían a un político decente a dar más explicaciones de su lista de agravios con el ciudadano de Mahón, arrepentirse y pedir perdón por el lastre económico.

 

“El PP no espera elogios precisamente, pero se muestra decepcionado ante la falta de argumentos y el recurso a los eslóganes de la central socialista para hacerse oír desde la añoranza de quien, un año después, todavía no ha asimilado el revés que el electorado dio a su política de despilfarro”, ha dicho Gornés.

X