El PP de Es Castell denuncia la cesión ilegal a un particular de un solar municipal destinado a una planta fotovoltaica y un nuevo depósito de agua

El concejal de Som Es Castell, que da apoyo al equipo de gobierno, autorizó el uso de la tanca como espacio para el pastoreo de una manada de caballos sin el conocimiento de la alcaldesa

El usuario ha cercado el solar municipal con una alambrada que rodea la superficie de 21.000 metros cuadrados, situada en una zona de servicios del polígono industrial, junto a la planta desnitrificadora.

Una pequeña manada de caballos ocupa un solar que es propiedad del Ayuntamiento de Es Castell. La parcela está situada en la zona del polígono industrial, en un área de servicios y junto a la estación desnitrificadora. Se trata de una superficie de 21.000 metros cuadrados que el Ayuntamiento adquirió durante el pasado mandato con el propósito de instalar en esta extensión una planta fotovoltaica y mejorar también las infraestructuras para la gestión del agua con la construcción de un segundo depósito de agua.

La noticia no tendría nada de particular de no ser porque el nuevo uso resulta de la autorización por parte del concejal de Som Es Castell al propietario de unos terrenos adyacentes. Todo ello sin que medie ningún tipo de contrato, como no sea un permiso oral, y sin conocimiento de la alcaldesa.

La noticia transcenció oficialmente durante el pleno celebrado anoche (jueves 25), cuando el Grupo Popular se interesó por este asunto y la alcaldesa, Joana Escandell, dijo desconocer por completo que existiera cualquier tipo de uso diferente al que es propio de un suelo de reserva para servicios.

En una intervención posterior el concejal de Som Es Castell, Gonçal Seguí, informó a la Corporación de que él mismo había autorizado temporalmente ese uso y que el ayuntamiento resulta beneficiado porque el cedatario mantiene así limpia la parcela.

La cesión, denuncia el Grupo Popular, está completamente fuera de ley, no hay ningún contrato ni documento que la ampare y en el que se hayan pactado ni alquiler ni otras condiciones y es, por tanto, improcedente como es inadmisible la conducta del concejal que a espaldas del equipo de gobierno ha actuado consintiendo la “privatización” de un bien municipal para un uso inadecuado y sin que medie licencia ninguna.

Los concejales del Grupo Popular refieren el pasmo que dejó entrever la alcaldesa al conocer la noticia, en pleno pleno, si se permite la redundancia. El grupo mayoritario en el Consistorio pide una actuación contundente para clarificar este asunto, evitar perjuicios en el patrimonio municipal y asimismo corregir una actuación que constituye una irregularidad y un agravio para todos los ciudadanos que cumplen con las normativas y las ordenanzas.

Al menos cuatro o cinco caballos de raza pequeña pastorean a diario en una tanca que espera la llegada de inversiones en programas de infraestructuras del agua así como también las inversiones de impulso a la implantación de energías renovables que en su día se comprometió a realizar el Govern balear. Unos 18.000 metros cuadrados estaban reservado para la estación de captadores solares y el resto, unos 3.000 se destinaba a la construcción de un nuevo depósito para el almacenamiento de agua para suministro.

Por de pronto y mientras no se desencadenan los proyectos y fluyen las inversiones, la escena equina se viene repitiendo al menos desde el mes de abril y el uso del solar por estos cuadrúpedos protagonistas parece haber quedado bastante consolidado con el cercado mediante una valla metálica de unos dos metros de altura que impide la fuga de estos animales.

El Grupo Popular reclama una actuación decidida y ejemplar por parte de la presidenta de la Corporación al tiempo que manifiesta su extrañeza por la unilateralidad en la adopción de decisiones de este calado por parte de un concejal que forma parte del equipo de gobierno, aunque vaya por libre.

X