El PP critica el recorte de 500.000 euros que ha aceptado el Consell de Menorca del Govern para Dependencia

El Grupo Popular ha votado hoy en contra de la propuesta de traspaso de las plazas de Dependencia que han acordado el Consell Insular de Menorca y el Govern balear, que supone un recorte de 500.000 euros respecto de lo que se venía asignando cada año a Menorca. Y es que el convenio pasará de contar con un presupuesto de 1.931.183€ a 1.435.680€ en 2018.

 

Durante su intervención, el conseller del Grupo Popular, Adolfo Vilafranca, ha mostrado su sorpresa por las prisas del equipo de gobierno, que ha tenido todo el 2017 para planificarlo, y ahora resulta que tiene que convocar un pleno extraordinario a final de año para aprobar una propuesta que no contempla ninguna mejora ni ventaja para Menorca.

 

“No sabemos a qué se deben las prisas, pero sí sabemos que no es la forma de hacer las cosas, cuando decimos que hay falta de iniciativa, falta de proyecto y falta de liderazgo, precisamente nos referimos a este tipo de cosas, lo que se llama coloquialmente ir a salto de mata”, ha dicho Vilafranca.

 

El Partido Popular ha lamentado también la falta de transparencia entorno a la negociación de la propuesta entre Consell y Govern.

 

El día 2 de octubre tuvo lugar la comisión de Desarrollo Estatutario del CIME, convocada a petición del Partido Popular, y no informaron sobre la propuesta.

 

Día 19 de octubre, se anunció el acuerdo para transferir las plazas de dependencia. Es decir, solo 17 días después.

 

Día 20 de noviembre, el Grupo Popular llevó a pleno una interpelación para intentar conocer cuáles eran las condiciones de traspaso y los motivos por los cuales no se había informado a la oposición. El equipo de gobierno fue incapaz de responder a nada, la consellera de Bienestar Social instó al Grupo Popular a formular las preguntas por escrito.

 

Día 22 de noviembre, durante la comisión de Transferencias Govern-Consells Insulars, Menorca aceptó la propuesta de la CAIB. Un hecho sorprendente, teniendo en cuenta que 2 días antes el CIMe no supo contestar ninguna de las preguntas del Partido Popular.

 

Hoy el equipo de gobierno ha convocado un pleno extraordinario para aprobar su propuesta, pero ha sido incapaz de contestar las preguntas e informar al Partido Popular. “Ya pueden anunciar portales de transparencia, si ni siquiera informan a la oposición, que representa a una parte importante de Menorca”, ha criticado Vilafranca.

 

La tipología de usuarios es un asunto de especial relevancia por su incidencia directa en el coste del servicio. Así, pueden ocupar las plazas de centro de día, las personas que estén en situación de dependencia de grado I, II y III. Asimismo, pueden ocupar las plazas de residencia las personas que estén en situación de dependencia de grado II y de grado III.

 

Los precios actualmente conveniados son los siguientes:

– Plazas de centro de día:

Grado III: 41,72 €/día

Grado II: 36,29 € /día

Grado I: 33,37 €/día

 

– Plazas de residencia:

Grado III: 68,61 €/día

Grado II: 64,49 €/día

 

El Consell pone en peligro la sostenibilidad del servicio

Estos importes tienen un motivo, y es que no es lo mismo asistir a un dependiente de grado I que uno de grado III, que es mucho más caro. Por eso, en el convenio vigente hasta el momento se fijó un importe máximo anual para la financiación de estas plazas de 1.931.183,52 euros. Y ahora proponen reducir la asignación a Menorca a 1.435.680,82 euros.

 

Por lo que se pone en riesgo la sostenibilidad del servicio. En ese sentido, o bien el Consell Insular de Menorca o los ayuntamientos de la isla, deberán asumir esa falta de recursos con fondos propios, porque la Dependencia irá en aumento y los grados irán en aumento, circunstancia que, hasta la propia presidenta del Consell Insular de Menorca, Susana Mora, ha reconocido que sucederá.

 

Lo más sorprendente es la incongruencia del equipo de gobierno, un ejemplo es la propuesta que defendieron en el punto 85 del acuerdo programático que dice: (…), acordaremos reclamar una mejora de la financiación del Consell Insular y la transferencia de las competencias contempladas en el Estatuto”.

 

“Creo que lo que llevan ahora no es una mejora de la financiación sino un empeoramiento. Las prisas no son buenas y más cuando el resultado de la gestión de este equipo de gobierno es una reducción de la aportación de la CAIB de 500.000 euros”, ha lamentado Vilafranca.

 

No Comments

Post A Comment

X