El PP brinda su apoyo en la gestión de la crisis, refuerza las recomendaciones y pide especial control a los que están llegando a la isla

La presidenta de esta fuerza política, Misericordia Sugrañes, sugiere que convendría hacer un control de fiebre a todos los que están regresando de zonas donde se han dado más casos de contagio

· Solicita también que se apliquen cuanto antes medidas paliativas para el rescate económico de empresas y miles de trabajadores.

El Partido Popular de Menorca sigue con preocupación todos los acontecimientos que se están produciendo desde que se declararon los primeros casos de infección por coronavirus y en especial desde que se decretó el estado de alarma, el pasado sábado.

La presidenta Misericordia Sugrañes trasladó en días pasados a la presidenta del Consell de Menorca su apoyo moral y ha brindado también colaboración en la gestión de la logística y organización de esta crisis sanitaria.

Sugrañes respalda las recomendaciones que ha dado el Ministerio de Sanidad y pide por ello a las personas que respeten y obedezcan estas recomendaciones que a pesar de ser de obligado cumplimiento no se cumplen todavía al cien por cien, como ha podido comprobarse durante el fin de semana con la afluencia de gente a playas, urbanizaciones y rutas pedestres.

La presidenta del PP entiende que la preocupación de muchas familias haya propiciado el deseo y ansia de retorno a la isla para pasar el periodo de confinamiento en el domicilio familiar, especialmente después de que se conociera la interrupción de la clases presenciales y también por la advertencia de que las entradas y salidas de la isla van a restringirse.

El aluvión de recién llegados procede, no obstante, de ciudades como Madrid y Barcelona, que son los puntos en los que la expansión de la epidemia ha deparado más incidencia y mayor número de casos.

Por este motivo y mientras no se adopten medidas más rígidas en la restricción de entradas y salidas a la isla, Sugrañes sugiere que sería conveniente hacer un primer control de fiebre a la llegada de estas personas. En gran proporción trata de jóvenes que pueden convertirse en vector de transmisión (o desarrollar la enfermedad).

El PP pide por todo ello especial autocontrol y máximo celo en el confinamiento, incluso dentro del domicilio familiar, aislado de personas de edad, hasta que se haya despejado la incertidumbre.

El PP respalda las disposiciones que se han adoptado.” Es momento de ir todos en una misma dirección, que es la de superar esta crisis cuanto antes. La mejor manera de aislar el virus es alejarse todos de una posible infectación”, ha declarado Sugrañes.

Por estas razones, Sugrañes pide a todos los ciudadanos el máximo cumplimiento de las medidas que rigen y el mínimo uso posible de las excepciones que se han previsto. Por tanto, se trata de reducir las salidas para adquirir víveres u otras necesidades, concentrándolas tanto como sea posible. La presidenta del PP ha sugerido además que ninguna de la personas que han resultado infectadas habría previsto esta situación. “El virus es invisible, pero tenemos que convencernos de que existe, porque por desgracia son ya demasiadas las evidencias de sus efectos sobre la salud”.

En nombre de todos los afiliados, la presidenta del PP expresa su apoyo y reconocimiento a todas las personas y colectivos que trabajan para superar la crisis desde el punto sanitario y de todos aquellos que con su contribución profesional y humana ayudan a hacer más llevadera una situación insólita e inesperada, que limita la libertad de los ciudadanos en muchos sentidos:

médicos y personal sanitario, transportistas, personal de supermercados, farmacias, estancos, asistentes sociales, trabajadores de instituciones asistenciales, productores y proveedores de alimentos y otros bienes imprescindibles, todos cuerpos de seguridad y servicios de protección, sacerdotes, profesores y maestros y a todos los que están volcando ideas sobre cómo entretener el tiempo de confinamiento con actividades diversas o infundiendo ánimo y buen humor.

Sugrañes solicita también del Consell de Menorca y las entidades del sector sector tener un especial pensamiento y atención para las personas faltas de recursos y con mayores desventajas, también para los que antes y más gravemente se van a ver afectados por las consecuencias económicas que va a provocar esta pandemia.

Espera, por otra parte, que el Gobierno y la Comunidad Autónoma vayan desplegando de inmediato medidas paliativas para un rescate económico de muchos trabajadores y también de las empresas, con el fin de restablecer reparando cuanto antes y en paralelo a la crisis sanitaria una estabilidad de la que también depende el bienestar general.

X