El Partido Popular defiende la austeridad en la administración pública y pide el esfuerzo de todos los representantes políticos

El Partido Popular de Menorca defiende las políticas de austeridad que se están poniendo en marcha en todas las administraciones públicas de la isla. Tanto el Consell Insular de Menorca como los distintos ayuntamientos gobernados por el PP están gestionando los recursos de una forma responsable y equitativa, priorizando las ayudas destinadas a servicios sociales.

 

Es por ello que durante el presente ejercicio, todos los políticos del gobierno del Partido Popular, han renunciado a una parte de su sueldo en beneficio de las tan maltrechas arcas públicas con una rebaja de su salario como demostración de su compromiso con la ciudadanía y en solidaridad con el resto de funcionarios y de trabajadores de la administración pública.

 

El Consell Insular de Menorca ha sido una de las primeras instituciones en eliminar la paga extra de Navidad de todos los representantes políticos, concretamente Presidente, consellers, directores insulares, cargos de confianza, administrativos de grupo y consellers no ejecutivos. El pasado 8 de agosto el pleno del Consell Insular de Menorca aprobaba por unanimidad de todos los miembros de la corporación, una reducción de las asignaciones y dietas de los consellers equivalente a la reducción del sueldo anual de los funcionarios, a los que se les había eliminado la paga extraordinaria de diciembre, como medida extraordinaria. Una iniciativa que el resto de consistorios también ha secundado.

 

La vicesecretaria de Organización y portavoz del Partido Popular de Menorca, Analia Noval, ha recordado que lo primero que hizo el equipo de gobierno de Santiago Tadeo nada más llegar al poder fue una reducción considerable de cargos públicos, lo que supuso un ahorro de más de 5 millones de euros para el Consell Insular de Menorca, junto a otras medidas de austeridad.

 

“La situación de crisis económica, como muy bien saben todos los ciudadanos, nos ha obligado a tomar decisiones duras, y nosotros los políticos tenemos que ser los primeros en cumplir con el ejemplo. Ahora que las administraciones públicas se encuentran ahogadas por las deudas, tal y como ocurre en la mayoría de economías familiares, el esfuerzo debe ser mayor y ajustar al máximo cualquier gasto, por mínimo que sea, de la administración”, ha dicho Noval.

X