El Parlament rechaza la propuesta de crear bonos turísticos para incentivar el turismo en temporada baja para generar flujos interiores en Baleares

El Grupo Popular siente una gran decepción después de que la proposición no de ley que ha defendido la diputada Salomé Cabrera haya sido desestimada.

La diputada menorquina lamenta la baja sensibilidad y la escasa capacidad para reaccionar que demuestran los grupos de izquierda al negarse a aplicar fórmulas que están teniendo éxito en otras comunidades autónomas.

El Parlament balear ha rechazado la proposición no de ley a través de la que el Grupo Popular solicitaba implantar un sistema de bonos turísticos en Baleares desde los que incentivar el turismo interior e interislas durante la temporada baja.

La iniciativa del Grupo Popular apuntaba a establecer una bonificación del 25 por ciento tanto en desplazamientos como en alojamiento con el objetivo de estimular el turismo de interior y a partir de esta actividad conseguir movimiento económico.

La diputada menorquina Salomé Cabrera ha defendido una propuesta que se está aplicando con éxito en otras comunidades autónomas como la andaluza. Cabrera sostiene que los bonos turísticos podrían paliar la pérdida de turismo extranjero en temporada baja y también reparar mínimamente la cancelación de los programas de turismo senior, que representa también una merma de 160.000 turistas durante la temporada invernal.

Al descalabro de la temporada alta sigue ahora una etapa de recesión. Cabrera ha recordado que el turismo ha sido el sector más perjudicado por la epidemia de la covid, que Baleares lidera la tasa de paro y que la caída del PIB es ya un hecho alarmante.

Entre otros muchos ejemplos posibles, la diputada recuerda que las agencias de viaje han reducido en un 90 por ciento su volumen de negocio y casi un 40 por ciento de estos establecimientos se verá abocado al cierre.

EL Grupo Popular se hizo eco de la reivindicación de la patronal AVIBA  para implantar el sistema de bonos turísticos para que las familias pudieran adquirir hasta tres bonos, con límite en 300 euros.

La propuesta, en todo caso, ha caído en saco roto al llegar a la Cámara regional.

X