El Parlament aprueba una propuesta del PP para que la Ley de Financiación cumpla con el principio de quien más aporta, más recibe

El Grupo Parlamentario Popular ha presentado hoy una proposición no de ley durante el pleno del Parlament, que ha quedado aprobada por unanimidad, para redactar una propuesta conjunta de reforma del sistema de financiación de Balears, en la que participen todos los grupos parlamentarios y exista el mayor acuerdo y consenso, de cara a defenderla ante el Gobierno central.

 

El Grupo Parlamentario Popular reivindica una nueva Ley de Financiación de las comunidades autónomas, que modifique la actual financiación, que se ha demostrado injusta y perjudicial para las Islas Baleares, y que suponga, entre otras mejoras, la descentralización de los ingresos, es decir, dotar de mayor capacidad normativa a las comunidades a la hora de recaudar impuestos, y cumplir con el principio de ordinalidad, quien más aporta, más recibe.

 

El Grupo Parlamentario Popular ha aceptado todas las enmiendas presentadas por los distintos grupos parlamentarios porque el objetivo es que “entre todos seamos capaces de presentar una propuesta con la que todos nos sintamos identificados y que, por lo tanto, ante Madrid tenga la fuerza de tener detrás el apoyo de todos los grupos políticos de nuestras islas”, ha dicho el autor de la proposición y portavoz de Hacienda del Grupo Parlamentario Popular, Antoni Camps.

 

Camps ha manifestado lealtad absoluta al Govern en temas de financiación autonómica, “entendemos que nuestra fuerza es ir todos juntos en un tema fundamental, queremos remar en la misma dirección y queremos colaborar al máximo con el Govern”.

 

El Grupo Parlamentario Popular ha propuesto al Govern balear que se una a otras comunidades autónomas, aparte de Valencia y Cataluña, que sufren el mismo problema de carencia de financiación, como pueden ser Murcia o Madrid, para ir impulsando propuestas de mejora del sistema de financiación autonómica, así como explicar al resto de regiones los problemas reales que sufre Baleares precisamente por esta insuficiente financiación autonómica. “Es importante hacer pedagogía y explicar los problemas que sufrimos a causa de la mala financiación a Andalucía, Extremadura, Castilla la Mancha, Castilla y León, etc.”, ha dicho Antoni Camps.

 

El diputado menorquín ha destacado que todas las propuestas pueden ser compartidas por todos, “creo que hoy nadie defiende el modelo aprobado en 2009 por el PSOE. Hoy todo el mundo es consciente de que este sistema es injusto, poco transparente, no se adapta a los ciclos económicos y supone un desequilibrio negativo de 1.192 euros per cápita, según las últimas balanzas fiscales publicadas”.

 

Ha recordado que el anterior Govern de Bauzá había negociado un Régimen Especial para Baleares a final de legislatura en el que se habían conseguido, por primera vez, mejoras fiscales y bonificaciones al Impuesto de Sociedades y el IRPF, de las que a día de hoy se podrían estar beneficiando las empresas y autónomos de Baleares. “Aquel REB que significaba un paso adelante y una mejora clara para nuestras empresas, fue parado y eliminado por la señora Armengol. Era un pequeño paso, de acuerdo, pero era un paso adelante para seguir negociando”, ha lamentado Antoni Camps.

 

X