El Grupo Popular sugiere actualizar el PLATERME y recoger en un documento la gestión realizada en la crisis sanitaria y el parón energético de 2018

Las dos mayores causas de alarma y riesgo social que ha vivido la Isla en los tres últimos años apenas tienen reflejo en el Plan Territorialde Emergencia que minimiza la probabilidad de ocurrencia  a “riesgo bajo” o remite al plan balear.

Misericordia Sugrañes pedirá al pleno que el Consell de Menorca documente el operativo desplegado, las actuaciones más estratégicas y analice los puntos críticos para aprovechar las experiencias vividas y orientar cualquier necesidad de intervención en el futuro restando alcance a la improvisación.

Los hechos superan a veces las previsiones. Así ha ocurrido en los últimos años con dos graves situaciones de emergencia que ha vivido la isla.

Una, la desconexión energética que padeció Menorca en octubre de 2018, con el resultado de cinco poblaciones y miles de personas privadas de suministro eléctrico, conexión telefónica e internet, con una interrupción que en algunos casos fue de 56 horas, a consecuencia de la conjunción de dos fatalidades: la falta de operatividad en el cable submarino que conecta a Mallorca y los destrozos provocados sobre la red de distribución eléctrica por el paso de un “cap de fibló, que derribó tres torres de alta tensión.

La segunda, la afectación por la propagación del covid-19, que se ha saldado hasta la fecha con 14 víctimas mortales y casi un centenar de afectados, la interrupción de casi toda actividad económica y administratriva, la pérdida casi total de conexiones aéreas como consecuencia del estado de alarma y la consiguiente medida de confinamiento.

La posibilidad de una y otra circunstancia figura como mínima, de muy baja probabilidad de ocurrencia, en el Plan Territorial de Emergencias para la isla de Menorca, Platerme, cuya última actualización data de febrero de 2017.

La posibilidad de interrupción del fluido energético queda recogida en el documento  como “cortes de luz” y valorada, textualmente como “un acontecimiento que se produce raramente”.

La probabilidad de ocurrencia de epidemias y pandemias se contempla como de riesgo bajo, merece una lista de medidas de prevención a adoptar, pero en conclusión el Platerme remite al Plan balear de Emergencias y no entra más en el asunto.

El Grupo Popular ha revisado estos dos aspectos del Platerme que, a la vista de los hechos, han quedado francamente superados por los acontecimientos.

A partir de esta constatación, sin imperativo ni apremio de urgencia, la portavoz del grupo, Misericordia Sugrañes, ha presentado una propuesta de acuerdo al pleno de la institución para que tan pronto como sea posible se actualicen los datos de un documento que pretende ser una guía útil de actuación en los muchos supuestos en los que la población, los bienes materiales o la propia naturaleza pueden verse amenazados por causas de diversa índole.

En la misma línea de reflexión, la portavoz de los populares ha incluido otros puntos de acuerdo para proponer al gobierno del Consell que recoja en un documento datos relevantes de la logística y la operativa de las actuaciones estratégicas que se tuvieron que desplegar en 2018, como también las más recientes en relación con la epidemia. Volver a valorar los medios materiales propios o accesibles, los colectivos de intervención, la capacidad de autoorganización de la población civil, el voluntariado, etc.

Esta medida tiene como propósito documentar una experiencia, hacer balance de la misma, con definición de los puntos de acierto y los aspectos que plantearon mayor dificultad para solucionar o paliar estas crisis, establecer conclusiones y, en definitiva, sacar provecho que pueda ayudar en un futuro en casos de recurrencia de situaciones análogas o comparables a las que ha vivido la isla recientemente. Sugrañes considera que la experiencia ya vivida puede ser orientativa en nuevas situaciones y contribuir a minimizar el alcance de la improvisación que siempre requieren situaciones inesperadas.

El Grupo Popular propone también instar al Govern de les Illes balears a revisar asimismo el apartado del PLATERBAL que se corresponde con situaciones de alarma creadas por la expansión de una pandemia y, también de ser necesario, revise las previsiones de actuación en el caso de una interrupción de suministro energético en cualquier punto del archipiélago.

La propuesta se debatirá en el pleno ordinario del mes de julio, a celebrar el próximo día 20.

X