El Grupo Popular solicita al Consell la apertura de las cuevas de Cala Blanca para la próxima temporada turística

19 de enero 2020.

La portavoz del Grupo Popular propone al equipo de gobierno
establecer el carácter prioritario de este proyecto y proceder a
la apertura total o parcial del conjunto de cuevas kársticas.

 

  Sugrañes recuerda que el proyecto arrancó en 2004 y que
tenía que ser una aportación a la desestacionalización de la
temporada turística y a la diversificación de la oferta
complementaria.

– El Grupo Popular en el Consell de Menorca considera que empieza
a ser excesiva la demora que arrastra el proyecto de apertura de las cuevas de Cala
Blanca y su puesta en valor como el magnífico patrimonio de interés geológico, natural,
arqueológico y cultural que supone este conjunto kárstico, el más sobresaliente de la
isla.
A partir de una propuesta del Ayuntamiento de Ciutadella que arranca en el año 2004,
que recogía con ello las inquietudes y planteamientos de empresarios turísticos de la
zona, la iniciativa fue adoptada por el Consell de Menorca. Con posterioridad cobró
impulso y fue incluida dentro de los programas a llevar a cabo a través de los Planes de
Dinamización del Producto Turístico de Menorca (2008-12).
Tras aprobarse un convenio de colaboración entre ASHOME, Consell de Menorca,
Conselleria de Turismo del Govern balear y Ministerio de Industria y Comercio,
comenzaron estudios de todo tipo para determinar cómo poner en uso y explotación
turística las cuevas garantizando la seguridad de los visitantes y el mantenimiento de
unas formaciones kársticas que se han formado y conservado durante miles de años.

De acuerdo con aquel convenio, firmado en mayo de 2008, Menorca se constituía en
un destino piloto para el desarrollo de políticas y planes de mejora y modernización del
sector turístico. El conjunto de acciones en ámbito estatal apuntaba a 2020, si bien
Menorca debía ser, como destino piloto, una avanzadilla del plan.
A partir de la firma del convenio de 2008 tenía que desarrollarse un plan distribuido en
cuatro anualidades, con casi cuatro millones de inversión (3.970.002 euros) como suma
de las aportaciones de cada una de las tres administraciones participantes. La propia
complejidad del proyecto forzó su ralentización hasta el punto de que en mes de julio
de 2011, tan sólo se había ejecutado un 16 por ciento del plan de actuación trazado.
Durante el mandato de 2011-2015, un nuevo equipo de gobierno, bajo presidencia de
Santiago Tadeo y con Salomé Cabrera como consellera de Turismo, tuvo que
reorganizar todas las acciones y adecuarlas a los objetivos iniciales del plan respecto
de los cuales se habían producido desviaciones y divergencias. Al final de este período,
estaban hechos todos los estudios técnico-científicos: sondeos, informes geodésicos y
geofísicos, pruebas de laboratorio, estudio de las alternativas posibles de conexión
entre las cuevas de s’Aigo y na Megaré, definición de accesos e itinerarios y hasta
periodicidad de las visitas y aforo máximo.
En esta etapa 2001-15, en definitiva, se justificaron tres de las anualidades del plan y
se solicitó la prórroga para una cuarta, que quedó finalmente fuera del convenio del
PDPT, pero que encaminaba ya a la apertura de las cuevas.
El propio Grupo Popular se encargó entonces de procurar financiación alternativa con
sendas propuestas que fueron aceptadas tanto en el Consell de Menorca como en el
Parlament balear, y que, en la práctica comprometían al ejecutivo insular y al ejecutivo
autonómico a mantener sus compromisos de inversión para poder cerrar el proyecto.
El presupuesto conjunto, pendiente de ejecución era de 968.000 euros.
El Consell de Menorca ha ido aplazando de un año para otro el momento de la apertura
de las cuevas, que se ha visto además comprometido por la ineficaz actuación del
Ayuntamiento de Ciutadella en la modificación de su PGOU.
En verano de 2017 se presentaron los primeros resultados de un nuevo estudio, en
este caso encargado al Instituto Geológico Minero y en julio de 2018 se anunciaba que
dos de las tres cuevas se abrirían al público en verano de 2019. En ese punto del
calendario se anunciaba la inminente licitación del proyecto para ejecutar en un plazo

de cuatro meses el proyecto de instalación que permitiría, finalmente, abrir la cueva de
s’Aigo y una nueva cavidad hallada durante todo este largo proceso.
La portavoz del Grupo Popular, Misericordia Sugrañes, denuncia este nuevo y último
incumplimiento a la vez que considera que este asunto ya se ha retrasado bastante y
quiere obtener, finalmente, garantías, de que las cuevas estarán total o parcialmente
abiertas en la próxima temporada turística.
Sugrañes ha presentado para ello una propuesta de acuerdo al pleno de la Corporación
insular convocado para el próximo día 27.
En la propuesta de acuerdos, Sugrañes quiere que se establezca un compromiso
institucional firme y efectivo sobre la prioridad que representa abrir el conjunto
de cuevas.
Sugrañes lo basa en la premisa de que el Consell confiera la importancia y
relevancia a un proyecto que desde su origen apunta a la potenciación del
producto cultural y patrimonial de la isla para intentar la diversificación de la
oferta complementaria y como una aportación más al objetivo de ampliar el
atractivo turístico de la isla, también en temporada baja.
Por todo ello, el Grupo Popular solicita al Consell la apertura de las cuevas en este
año de 2020, a poder ser antes de temporada turística y aun cuando se tenga que
hacer una apertura parcial y progresiva.
La cuestión es corregir esta sensación de colapso total, la impresión de que no se
avanza, de que este es un proyecto eterno y sin fin, ha declarado la presidenta del
Grupo Popular, Misericordia Sugrañes. Se trata de poner en juego y activar todos los
mecanismos y resortes para que el proyecto sea una realidad, añade.
Al mismo tiempo, la propuesta, solicita garantías de la preservación ambiental y
sostenibilidad de las grutas y la inalterabilidad de sus condiciones.
En los presupuestos del Consell de Menorca para este ejercicio hay una partida de
470.650,78 euros para la definitiva ejecución del proyecto.
Sugrañes también ha previsto solicitar un calendario de las actuaciones a llevar a cabo
en los próximos meses y hasta la definitiva apertura del conjunto de cuevas

X