El Grupo Popular propone que los remanentes generados en los puertos de Ciutadella y Fornells se destinen a mejoras de transporte en la isla

10 marzo 2020

  · El Grupo Popular protesta la decisión del organismo Ports de les Illes que desvía estos fondos a Serveis Ferroviaris de Mallorca y propone alternativas de inversión como la estación de autobuses de Ciutadella

  · La portavoz del Grupo, Misericordia Sugrañes, denuncia que el desvío de fondos se repite y asegura que constituye un agravio más para las islas menores además de un perjuicio para Menorca.

  · La portavoz de los populares reitera su indignación por las prácticas del Govern que abusa de fórmulas de cofinanciación con otras instituciones para sacar adelante la gestión de sus competencias.

El Grupo Popular de Menorca pondrá el próximo lunes sobre el tapete de discusión política un nuevo caso de desvío de fondos económicos a Mallorca, un caso que desde esta óptica se considera abusivo, inexplicado y contrario a los intereses de la isla.

Se trata de la aplicación de remanentes generados en los últimos ejercicios por el organismo Ports de les Illes y que, según los planes que trascendieron, irían a parar a inversiones de la empresa Serveis Ferroviaris de Mallorca. Se trata de un fondo económico considerable cuyo montante, según ha trascendido de forma reciente, se eleva a 10 millones de euros.

Ésta no es la primera vez que ocurre un caso así, sino que pueden hallarse precedentes en el desvío de fondos económicos a favor del Institut Balear de l’Habitatge, hace ya unos años.

El Grupo Popular denuncia estas prácticas y solicitará al pleno del Consell que batalle para conseguir que quede en Menorca la parte proporcional de los remanentes que se hayan podido generar por la explotación de servicios en los puertos de Ciutadella y Fornells.

La idea es lograr que aquellos excedentes económicos reviertan en inversiones, preferentemente relacionadas con el ámbito del transporte o las infraestructuras portuarias en los puntos en los que se ha generado.

La portavoz del grupo popular, Misericordia Sugrañes, aportará una primera idea sobre el destino posible de estas inversiones: la construcción de una estación de autobuses en Ciutadella, que hace años que tendría que estar operativa como corresponde a un municipio de alta concentración turística.

A falta de conocer el detalle de las cantidades que, sobre el total, corresponderían a Menorca, Sugrañes valora que reforzar la partida presupuestaria que reserva el Consell para esta infraestructura puede constituir un estímulo y un espaldarazo para que se acometa la inversión. La portavoz popular explica que este tipo de infraestructuras se justifica por si misma ya que constituye una prolongación de la conexión marítima Alcúdia-Ciutadella y la redistribución del pasaje que llega al puerto hacia los puntos de destino a través de la red viaria y sistema público y privado de transporte.

Pero hay además alternativas, para Fornells, por ejemplo, que es también puerto generador de remanentes económicos. El Grupo Popular recuerda, en este caso, que Ports de les Illes acaba de recuperar el dominio de la concesión que beneficiaba a la familia Millet y que los inmuebles restituidos a la autoridad portuaria requieren una fuerte inversión y un plan de uso para incorporarse de nuevo al uso público.

Sugrañes denosta, en todo caso, la decisión adoptada de invertir los remanentes de Ports de les Illes en finalidades ajenas al entorno en el que se generaron y sobre todo que se excluyan de antemano en la redistribución económica dos de los territorios que participaron en generar estos fondos, como es el caso de las islas menores.

Por ello pedirá al pleno que rechace los trasvases sistematizados e inadecuados de dinero entre empresas públicas. Una segunda propuesta apunta a reconsiderar el uso que se está haciendo de los remanentes. La tercera de las ideas directamente solicita que se invierta la parte proporcional del remanente generado en Menorca, en la propia isla, y preferentemente en Fornells y Ciutadella.

La portavoz del Grupo Popular ha recordado, por otra parte, que cada vez son más evidentes y frecuentes los casos en los que el Govern balear adopta fórmulas de cofinanciación con las instituciones menorquinas para costear competencias que son exclusivamente propias, provocando un perjuicio económico para Menorca. Una práctica que encuentra continuidad con el desvío de fondos.

Entre otros ejemplos recientes, recuerda que el Govern ha imputado la inversión del Conservatorio al fondo del impuesto de turismo sostenible, cuando ya figuraba en Presupuestos Generales del pasado año, los recortes aplicados a los centros educativos o a las escuelas de música, o la falta de recursos, por ejemplo, para los planes de formación de los cuerpos de seguridad.

Son detalles, recuerda Sugrañes, que evidencian una gestión económica imprudente que ahora se está resolviendo con trasvases de partidas o recurriendo al último rincón para recabar fondos y resolver las tensiones de tesorería.

 

 

X