El Grupo Popular pide refuerzos en personal docente y medios materiales para garantizar un inicio de curso puntual, ordenado y seguro

La consellera Carmen Reynés propone una batería de medidas a adoptar desde la Conselleria de Educación y la implicación del Consell de Menorca para que la actividad escolar se reinicie sin improvisaciones, déficits de equipamientos o plantillas insuficientes.

El Grupo Popular solicita específicamente al Consell a prever un plan de transporte escolar suficiente para la demanda de los alumnos.

El Grupo Popular considera importante y crucial que el próximo curso escolar empiece con orden y en condiciones de higiene y seguridad imprescindibles para garantizar la actividad educativa a los alumnos, al profesorado y también el mejor desempeño de los colectivos profesionales adscritos al ámbito educativo (personal administrativo, de limpieza y de mantenimiento).

La experiencia vivida en el último curso acádemico, en el que se tuvieron que interrumpir las clases presenciales y poner en marcha todo un dispositivo para ofrecer servicios de aula digital, pero también el riesgo de rebrotes del virus covid-19 son los factores que ha sopesado esta fuerza política para solicitar que se ponga en marcha un dispositivo que minimice los riesgos sanitarios, permita el buen desarrollo de las clases y prevea incluso la posibilidad de incidencias por la epidemia.

La consellera Carmen Reynés presentará una batería de propuestas al pleno del Consell con el propósito de que el equipo de gobierno se implique y se muestre reivindicativo frente al Govern balear de forma que queden garantizados los medios humanos y materiales.

Específicamente al Consell de Menorca se solicita que haga ya las previsiones de un plan de transporte escolar acorde con la demanda de servicio para cada una de las rutas establecidas.

Pero además, la consellera Reynés propondrá al Consell que requiera a la Conselleria de Educación a proveer toda una serie de mejoras y a aplicar medidas que ayuden a poder desarrollar la actividad lectiva con la máxima normalidad posible pero dentro del contexto de una epidemia para la que todavía no hay vacuna.

Ante la expectativa de tener que ajustar las ratios y reducir el número de alumnos por aula, el Grupo Popular propone, primero prever una adecuada distribución del espacio y, en caso de ser necesario ampliar la superficie de aulas, anticipándose ya a las necesidades del curso con la instalación de módulos prefabricados. Por la misma cuestión se solicita que la Conselleria incremente las dotaciones de personal docente para poder atender los desdoblamientos de cursos que se generen. El aumento de personal docente ha de servir también, para proporcionar refuerzo a los alumnos que presentan dificultades para el aprendizaje y para tratar de recuperar, cuando sea el caso, materias y conocimientos que no se han podido ofrecer durante el curso 2020-21.

En cuanto a personal y vinculado a las condiciones de seguridad sanitaria e higiene, la conseller Reynés urge a ampliar también la plantilla de limpieza, que en adelante va a tener mucho más trabajo al tener que extremar una constante desinfección de aulas, zonas comunes y determinados materiales como los equipamientos de ginmasio y aulas informáticas.

También la informática es un asunto relevante para el próximo curso y para el futuro. Ante la posibilidad de que tuviera que volver a producirse una interrupción de las clases, Carmen Reynés requiere al Consell a garantizar la disponibilidad de equipos portátiles para que la función lectiva pueda desarrollarse en casa. Preocupa al Grupo que  puedan producirse situaciones de brecha digital en determinados colectivos o familias. Se pide, por tanto, mejorar los recursos digitales públicos.

La propuesta que verá el pleno del próximo día 20, indica igualmente la necesidad de que la Conselleria de Educación y los equipos directivos hayan cerrado los protocolos de actuación sobre aspectos como organización de espacios y turnos, itinerarios de entrada y salida, cambios de aula, uso de materiales comunes, desinfección y limpieza,  y cualquier otra pauta a considerar que sea adecuada a la especificidad de cada centro.

Al Consell se le pide que intervenga para asegurar que todas estas líneas de prevención estén implantadas en el momento del inicio de curso para evitar improvisaciones de última hora, retrasos y desorganización.

Un aspecto más de la propuesta, se refiere a solicitar nuevamente la devolución anticipada del dinero que la Conselleria retuvo a los centros educativos a principios de año, con el propósito de que los equipos directivos  puedan disponer de sus propios remanentes.

X