El Grupo Popular pide la implicación del Consell para disipar todas las amenazas sobre las bonificaciones del transporte aéreo y evitar nuevas tasas

4 de febrero 2020

 

La consellera Misericordia Sugrañes presenta una iniciativa al
próximo pleno en la que pide la vigilancia permanente y defensa del
régimen actual de bonificaciones al transporte para los residentes
  La portavoz popular solicita también la implicación del gobierno
insular para que Menorca, como parte de un archipiélago, quede
excluida y desvinculada de cualquier futura posible tasa que grave el
coste de desplazamientos aéreos.

 

 

– La portavoz del Grupo Popular en el Consell de
Menorca, Misericordia Sugrañes, ha presentado una serie de propuestas al
pleno del la institución para intentar hacer un frente común y tratar de
disipar las amenazas que se ciernen sobre las políticas tarifarias en el
transporte aéreo.
Misericordia Sugrañes intenta cerrar un acuerdo de las fuerzas políticas
para dejar el rechazo frontal de la isla a cualquier intento de medio o largo
plazo a instaurar una tasa sobre los carburantes de consumo aeronáutico
cuya consecuencia inmediata sería su repercusión sobre el coste de los
pasajes.
Aun cuando la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, matizó sus
primeras declaraciones a propósito de abrir el debate de establecer un
impuesto ecológico por la huella de C02 que generan los aviones, la
portavoz del Grupo Popular, Sugrañes, cree que es un momento adecuado

para fijar la postura de rechazo a cualquier medida que vaya en esa
dirección.
Sugrañes considera en primer lugar contradictorio, bonificar el transporte a
los residentes y por otra parte implantar medidas penalizadoras y
disuasorias del uso del avión. Máxime cuando los territorios insulares,
como es el caso de Menorca, prácticamente carecen de otras alternativas
para una conexión eficaz, rápida y cotidiana respecto al continente o al
resto de islas del archipiélago.
La propuesta del Grupo Popular no trata únicamente de salvaguardar el
coste del transporte para los menorquines residentes, sino que pretende
excluir a todo tipo de pasaje en cualquier temporada y circunstancia, bajo
los mismos argumentos: la imposibilidad alternativas para llegar o salir de
la isla mediante otros sistemas de transporte que ofrezcan la misma
rapidez y fiabilidad que los aviones.
La hipótesis de implantación a medio o largo plazo de un impuesto
ecológico para vuelos aéreos –que ya han introducido algunos países—
sería, ha dicho Sugrañes, sumamente perjudicial para todos los sectores
económicos, sin exclusión, y evidentemente comprometería al sector
turístico.
Dada la dependencia de los territorios insulares en relación al transporte
aéreo, y también a la vista de las noticias que de forma intermitente e
impertinente trascienden sobre las bonificaciones del transporte aéreo, la
portavoz popular también quiere obtener garantías sobre la cerrada
defensa que corresponde hacer al Consell de Menorca del actual régimen
de bonificaciones.

“El 75 por ciento de descuento es intocable”, ha declarado Sugrañes
que “costó mucho conseguir este nivel de bonificación y de ninguna
manera se puede dar una vuelta atrás”. La consellera se refiere en términos

absolutos, el descuento ha de desvincularse del nivel de rentas
de los beneficiarios, que son siempre y en cualquier caso contribuyentes.
Recuerda Sugrañes, que otras administraciones proveen servicios de
transporte con subvención (el transporte colectivo urbano, interurbano o
ferroviario) en territorios para los que sí existen diferentes alternativas, con
carácter universal, y sin que nadie vincule las subvenciones al nivel de
renta de los usuarios.
Dentro del paquete de propuestas, el Grupo Popular insiste en la
necesidad de velar por el rigor tarifario y evitar que las compañías de
aviación apliquen tarifas diferentes para los menorquines con bonificación,
una circunstancia que perjudica tanto al usuario (en la parte que soporta)
como al Estado, en la parte que bonifica.
En conclusión, el Grupo Popular requiere la implicación del Consell de
Menorca para velar por la calidad de un transporte aéreo que ha de ser
asequible a los residentes y a los visitantes.
El próximo pleno del Consell se celebrará el próximo día 17.

X