El Grupo Popular pide al Consell que se implique en la reclamación de las cantidades retenidas por el Govern a los centros educativos y solicita que la restitución de los fondos antes del plazo dado

  3 marzo 2020

 

 El Grupo Popular solicitará que el Consell interceda para que los
centros educativos de la isla recuperen los fondos de remanente que
les intervino el Govern a principio de año afectando a sus presupuestos
    La consellera Carmen Reynés considera que tres años para la
devolución total de las cantidades adeudadas es un plazo excesivo y
tampoco cree oportuna la devolución fragmentada.

 

El Grupo Popular pedirá en el pleno de la corporación que el Consell se
implique en defender los intereses de los centros educativos que a principios de año vieron
recortadas sus asignaciones presupuestarias, por decisión unilateral de la Conselleria de
Educación y sin previo aviso.
La consellera Carmen Reynés ha presentado con ese propósito una iniciativa por la que
requiere que el gobierno de la institución insular se implique activamente en este asunto y
respalde a los centros educativos de la isla afectados, en una reivindicación justa como es
la de recuperar los fondos que fueron tácitamente intervenidos.
Reynés pedirá que el Govern anticipe las devoluciones, que las restituya de forma íntegra y
que no espere a agotar el plazo de tres años de acuerdo con el compromiso adquirido por
la Conselleria con los directores de centros afectados por esta medida.
El Grupo Popular está convencido de que los recortes aplicados demuestran las
dificultades de tesorería por las que atraviesa el Govern balear, como consecuencia de una
mala gestión económica que no tiene por qué pagar la comunidad educativa. Es una

medida, además, que entra en contradicción con la idea de apostar por la autonomía

pedagógica y financiera de los centros.
Por otra parte, la congelación de asignaciones a los centros educativos que contaban con
cierto nivel de remanente es una acción reprochable y discriminatoria puesto que en
realidad “castiga” a los centros que han sabido administrarse, a los que tenían proyectos en
ciernes o a aquellos que reservaban pequeñas cantidades para poder afrontar situaciones
inesperadas a las que, habitualmente la Conselleria no suele o no puede dar respuesta
urgente ni inmediata.
Hasta el momento el Govern balear ha devuelto algunas cantidades –por un montante
global de 500.000 euros— a aquellos centros que tenían obligaciones contraídas o
necesidad de pagar un proyecto con carácter inminente. En todo caso, el Grupo Popular
cree que la devolución para la totalidad de los centros se ha de producir cuanto antes y a
ser posible sin fragmentación del importe retenido.
El Grupo Popular critica también la solución impuesta desde Conselleria en cuanto al plazo
de devolución y la poca flexibilidad, según se aprecia desde esta perspectiva. El retorno de
las cantidades retenidas tendría que producirse cuanto antes para la totalidad de los
centros educativos que se vieron alcanzados por una medida insólita, impuesta sin previo
aviso y en este sentido se pedirá el esfuerzo de la Conselleria.
“Los centros docentes no han de ser un recurso para la financiación del Govern, requieren
una regularidad y una estabilidad presupuestaria”, ha declarado la consellera, para
recordar que en algunos casos los remanentes incluían aportaciones de las asociaciones
de padres y madres de alumnos o incluso de líneas externas de financiación como
aportaciones directas de la CE por desarrollo de programas europeos.

X