El Grupo Popular pedirá en el Consell que deje clara la postura institucional en contra de la violencia y contra las manifestaciones de los grupos políticos que apoyan las algaradas o piden el indulto para el polémico Pablo Hasél

El Grupo Popular exige que la institución quede fuera de sospecha y se distancie de quienes interesadamente apoyan a delincuentes cuyas causas ya han sido juzgadas por tribunales independientes, en aplicación del Código Penal actualizado durante la etapa democrática.

• El PP intenta evitar que los grupos minoritarios pretendan dar la sensación de que el Consell de Menorca apoya a o simpatiza con una rebelión que se está demostrando vandálica y desafiante respecto a todas las instituciones democráticas.

• Misericordia Sugrañes asegura que la democracia se defiende en las instituciones, mediante debate y no a golpe de adoquín y tras la barricada de las calles.

El Grupo Popular en el Consell de Menorca quiere obtener un pronunciamiento claro, preciso e inequívoco sobre la postura institucional respecto de la polémica surgida con el rapero Pablo Hasél, que ha provocado numerosos incidentes y actos vandálicos en todo el país y también suscitado manifestaciones de apoyo en la isla.

La propuesta, que ya se ha registrado y deberá votarse en el próximo pleno de la institución, el 15 de marzo, surge a raíz de la carta que como miembro de la institución ha remitido el conseller de Cultura, Miquel Ángel Maria, al ministro de Cultura, para solicitar el indulto y la excarcelación del controvertido rapero, además del fugado Valtonyc.

El Grupo Popular denuncia el uso particularizado de la función de conseller, por parte de uno de los grupos políticos, Més per Menorca, que compromete a la propia institución.

La portavoz del Grupo y presidenta del PP, Misericordia Sugrañes, considera intolerante y desafortunada la intervención del portavoz de Més per Menorca. “Miquel Angel Maria nos tiene acostrumbrados a estos despropósitos, cuando en realidad lo que hace falta es que se acostumbre a respetar a la institución a la que representa. No puede hablar a título individual y esgrimir su condición de conseller. Entre otras cosas porque sobre el asunto objeto de polémica hay un gran debate social, donde la postura mayoritaria no es, precisamente, la que defiende Miquel Ángel Maria ni su coalición de Més per Menorca.”

Para el PP-Menorca es indignante que así ocurra e incluso considera reprobable la actitud del conseller que sin encomendarse a nadie ha solicitado el indulto, máxime cuando se implica en la defensa de un personaje sobre el que pesan numerosas condenas por delitos demostrados contra instituciones y representantes políticos de la democracia y también contra por agresiones contra personas individuales, fuera de función política o institucional, por el mero hecho de haber testificado en su contra.

En el plano institucional la propuesta que llegará a pleno supone condenar los actos violentos, disturbios y algaradas que se han producido en los últimos días por la entrada en prisión de Pablo Rivadulla (el rapero Hasél) y también un pronunciamiento favorable al cumplimiento y ejecución de las sentencias con lo que ello conlleva del respeto a la Justicia.

El conseller Carlos Salgado pedirá también que el pleno del Consell corrobore que en España la libertad de expresión se encuentra absolutamente garantizada en el ordenamiento jurídico.

En la exposición de motivos, Salgado repudia tanto la intervención del conseller de Més per Menorca Miquel Maria en apoyo de Hasél, como los espaldarazos explícitos de otras fuerzas fuerzas de izquierda como Unidas Podemos a los violentos episodios que se están produciendo en las calles de muchas ciudades, con la consiguiente factura en lesiones, en innumerables destrozos de bienes materiales y en la destrucción de la paz social y la convivencia y hasta el estar enturbiando el prestigio del país y las posibilidades de reanimación económica. Siendo que ambas fuerzas conforman el equipo de gobierno de la institución y para evitar que se confundan partidos y coaliciones con el propio Consell, la propuesta pretende clarificar ante la opinión pública la posición institucional.

A su vez, la portavoz y presidenta del PP, Misericordia Sugrañes, considera que las revueltas populares que se han levantado en los últimos días vienen alentadas por los partidos de extrema izquierda y nacionalistas para los que toda perturbación de la normalidad es buena. “Mala defensa tiene quien usa su libertad de expresión para atentar contra todo, contra todos, por vía del insulto, de la injuria, desafiando el orden y las instituciones democráticas, e incitanto el odio, la violencia hasta el punto de hacer apología del crimen y del terrorismo. Esto es Pablo Hasél y su arte”, ha rematado.

Además, Sugrañes critica la impulsiva carta de Miquel Maria, que contiene muchas incorrecciones e informaciones no contrastadas respecto a las garantías de la libertad de expresión en nuestro país y el número de artistas encarcelados por delitos de injurias y similares.

X
Send this to a friend